Sábado, 15 Junio, 2019

Hombre roba boleto de lotería premiado con 10 mdd en EU

Adul Saosongyang de 35 años fue arrestado por robarle a su compañero de cuarto un boleto premiado de la lotería Un hombre descubre 10 millones de razones para no decirle a nadie que se ganó la lotería
Eleena Tovar | 11 Enero, 2019, 13:56

De acuerdo con el teniente Chris Polen, del Departamento de Policía de Vacaville, ciudad del condado Solano, el pasado 20 de diciembre un residente de la localidad gastó 30 dólares en boletos de lotería de raspar, con la esperanza de ganar dinero extra para la navidad.

La emoción y felicidad hizo que rápidamente se lo comentara a sus compañeros de departamento, sin imagina que esta sería la peor de sus ideas.

Un hombre en Vacaville, California robó a su compañero de casa un billete de lotería que, creían, valía USD 10.000, pero en realidad el ticket era por USD 10 millones.

Adul Saosongyang, de 35 años, fue acusado de gran robo luego de sustraer el boleto ganador a su compañero de departamento.

A la mañana siguiente acudió a recoger su premio, pero en la oficina de loterías de Sacramento le indicaron que no sólo su boleto no era ganador, sino que además parecía alterado.

El hombre sospechó que uno de sus compañeros de piso había robado y alterado el boleto mientras estaba durmiendo y denunció el hecho a la Policía. La sospecha fue cierta, porque Adul trató de intercambiar el billete por el dinero en la oficina de Sacramento.

Saosongyang pensó que se había salido con la suya cuando recibió una llamada de la oficina de la Lotería para que asistiera a cobrar su premio de $10,000,000, pero en lugar de celebrar como nuevo millonario, fue recibido por agentes de la policía que ya contaban con una orden de arresto en su contra. En la agencia se enteró que eran 10 millones de dólares y que debería ir otro día a buscarlo.

La oficina de lotería no sabía entonces que el boleto había sido reportado como robado, pero comenzó una investigación rutinaria (como hace con todos los premios superiores a 600 dólares), acudiendo a la tienda donde se había vendido para comprobar las cámaras de vigilancia.

En conjunto con oficiales de la policía de Vacaville, los investigadores determinaron que el sospechoso había comprado otro "raspadito" de la lotería, lo había modificado, y después lo cambió por el boleto real cuando estaba en su vivienda.