Jueves, 20 Junio, 2019

Por la inflación, cobrarÍan un recargo a quienes paguen en efectivo — Insólito

Evalúan facturar un costo adicional a quien pague servicios en efectivo Amenazan con cobrar un cargo a quienes paguen en efectivo
Manuel Armenta | 11 Enero, 2019, 02:36

Hoy las empresas de cobranza reciben pagos por unos 90.000 millones de pesos al mes en sus 15.000 locales distribuidos por todo el país.

¿Cuál es el problema? Los bancos cobran una comisión de entre 0,5% y 1% por recibir el depósito y ese porcentaje podría crecer al 1,5% si la inflación obliga a que haya más billetes en circulación. Entre ellas, las de cobranza.

Entonces se abre una disputa: ¿quién carga con ese sobrecosto?

En este sentido, las empresas de cobranzas de servicios perciben un 1% de comisión de sus clientes por recaudar el pago de las boletas y realizar las transferencias, que sería casi el mismo porcentaje que les cobran los bancos por los depósitos. Pero como estos por ahora se niegan, no descartan cobrarle una comisión del 1% a quien vaya a pagar su factura en efectivo.

Firmas como Rapipago y Pago Fácil recaudan unos $90.000 millones de pagos de servicios y necesitan depositarlo en un banco para luego hacerles las transferencias correspondientes a las 4000 compañías con las que trabajan. De ese volumen, solo entre el 10 y el 12% se procesa mediante tarjetas de débito, una modalidad que arrancó a principios de 2018. La empresa de servicios GIRE (Santander, HSBC y Citi) armaron una transportadora de caudales, que se llama Ducit, y sale al mercado con diez camiones.

"El costo del efectivo no es otra cosa más que un nuevo impuesto encubierto", dicen en las empresas de cobranza. De hecho, el 52% de los argentinos sigue utilizando el efectivo para manejarse en su economía diaria, según una encuesta de la Universidad de Palermo (UP) y la consultora Voices! El promedio en América Latina y el Caribe bajó al 47%. Según los registros, los billetes y monedas que circulan en la Argentina suman el equivalente a 700 dólares por habitante aproximadamente. No solo se beneficia a los sectores más necesitados de la población sino que también alcanza a la clase media y alta.

Según indica el directivo, este año la cantidad de pagos en estas empresas hasta podría aumentar con la suba de las tarifas de luz, gas y agua: "Ocurrió en el último tiempo que, con el incremento de los servicios, muchos usuarios quitaron el débito automático de sus cuentas para no quedar enganchados o por miedo a que les cobren de más".