Martes, 26 Marcha, 2019

Tortura y cruel asesinato de mujer causa conmoción en Cali

El asesinato de una mujer que se encontraba desaparecida causa conmoción en Colombia Espeluznante feminicidio en Colombia: La torturan, le sacan un ojo y atan a un árbol con alambre de púas
Eleena Tovar | 11 Enero, 2019, 05:25

La gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, anunció una recompensa de 15 millones de pesos por información que permita dar con el responsable de la desaparición y asesinato de Lady Johana Morales, la mujer de 25 años hallada muerta el pasado 2 de enero en un caño de aguas residuales en el corregimiento de Navarro, en Cali.

Lady estaba sin ropa, amarrada a un palo con alambre de púas, estaba rapada, le quitaron uno de sus senos, no tenía sus dos ojos ni sus huellas dactilares y sus piernas estaban fracturadas, precisó el noticiero. La joven había ido a ayudar en el puesto de venta ambulante de juguetes.

Jesús Hermison Morales, su padre, no puede creer el macabro final que ha tenido su hija. "Cuando se despidió me dijo que se iba a ver a sus tres hijos, refiriéndose a sus perros", recordó el hombre a El País de Cali.

El padre de Leidy, Jesús Morales, contó al medio que a las 11:00 de la noche [hora local] de ese día, la joven se fue a su casa, ubicada en el barrio Desepaz de Cali, y un hombre, del cual se desconoce su identidad, entró al domicilio y se la llevó. "Yo no la vi, fue mi esposa quien estuvo en el levantamiento".

Tras la muerte de Morales Hurtado, se conoció que el cuerpo de la mujer tenía signos de violencia y, al parecer, antes de ser asesinada, fue sometida a vejámenes y torturas.

El cuerpo de la joven, que cumpliría 26 años a mediados de enero, presentaba avanzado estado de descomposición y su identificación se logró gracias a cartas dentales, según recogió El Tiempo. De hecho, fue entregado a su familia sellado, y así hicieron las honras fúnebres hasta su sepelio el pasado lunes.

"No entiendo por qué tendrían que matar a mi hija así". Reciéntemente se había graduado como técnica profesional en gestión empresarial y estaba estudiando administración de empresas. "Ella no tenía problemas", expresó conmocionado su padre en el periódico local. La alcaldesa encargada de Cali, Lina María Sinisterra, calificó el feminicidio como "una afrenta contra todas las mujeres (...) Estamos trabajando para esclarecer este caso y que no quede impune".