Lunes, 22 Julio, 2019

Trump amenaza con expulsar varios países del DR CAFTA entre ellos RD

Canciller califica como un rumor posible exclusión del país del DRCafta Trump amenaza con una "Guerra Comercial" a la República Dominicana
Eleena Tovar | 11 Enero, 2019, 02:42

Funcionarios de la administración Trump estarían estudiando la suspensión del Tratado de Libre Comercio con El Salvador y República Dominicana (CAFTA-DR) por su acercamiento con China, así como con Nicaragua por el establecimiento de una dictadura autoritaria, reveló hoy la cadena de diarios norteamericana McClatchy.

Igual indica que la preocupación con El Salvador y República Dominicana es si su pertenencia al CAFTA le ha dado a China una puerta de acceso al mercado de Estados Unidos.

El gobierno estadounidense pretenden sacar a varios países del TLC, entre los que están Nicaragua, El Salvador y República Dominicana.

"Como Estados Unidos ha dejado claro, no permitiremos que nuestros acuerdos comerciales, incluido el CAFTA-DR, se conviertan en puertas traseras para beneficiar a las economías que no son de mercado y a los actores represivos en la región", resalta.

Si los tres países pierden su acceso al TLC o DR-CAFTA (Dominican Republic-Central America Free Trade Agreement, en inglés), no perderían la posibilidad de vender sus productos en Estados Unidos, pero estarían sujetos a los altos aranceles que estaban vigentes antes del 2005.

El hecho de que Estados Unidos esté cambiando sus miras al acuerdo de Centroamérica no es necesariamente una sorpresa.

El presidente estadounidense Donald Trump anunció el lunes que Estados Unidos, México y Canadá alcanzaron un nuevo acuerdo de comercio, que llevará por nombre USMCA.

"El 50 % de las exportaciones de El Salvador son textiles y las empresas más grandes de textiles en el país son norteamericanas".

El Herald también informa textualmente que el gobierno de Trump ha impuesto sanciones y presión política y económica en Nicaragua en momentos que el gobierno del presidente Daniel Ortega ha aumentado su poder autoritario.

En sus 22 capítulos el DR-Cafta abarca temas de aduanas y facilitación del comercio, obstáculos técnicos al comercio, contratación pública, inversión, telecomunicaciones, comercio electrónico, derechos de propiedad intelectual, transparencia y trabajo y protección del medio ambiente.

El escrito precisa que cuando el Congreso ratificó el acuerdo, el presidente George W. Bush lo declaró como una manera para que Estados Unidos apoyara la democracia y la reforma económica después de años de guerra civil e insurgencias comunistas.

"El comercio es una herramienta, pero no una panacea", dijo Farnsworth, quien ahora es vicepresidente del Consejo de las Américas en Washington. "Eso es lo que tenemos que estudiar con cuidado".

La preocupación con El Salvador y República Dominicana es si sus posiciones en el DR-CAFTA le han dado a China acceso a los mercados de los Estados Unidos. El Gobierno considera el programa global de préstamos de China, la llamada Iniciativa del Cinturón y la Ruta de la Sede, "como una trampa de endeudamiento que alimenta una mayor dependencia económica", expresa.

El gobierno ha enviado una señal clara con el nuevo TLCAN sobre sus intenciones sobre China.

La administración Trump todavía tiene muchos análisis difíciles por hacer.

"Nadie pudo imaginar que iba a pasar esto", dijo José Cárdenas, quien integró el Consejo de Seguridad Nacional durante el gobierno del presidente George W. Bush y se comunica regularmente con funcionarios del gobierno de Trump.

Miller no ve un mecanismo fácil para expulsar a los tres países, pero dijo que eso se puede hacer. Una forma, dijo, sería que los funcionarios los suspendieran por motivos de seguridad nacional.