Martes, 26 Marcha, 2019

White Sox firman por dos años a relevista Kelvin Herrera

Kelvin Herrera es un cerrador eficiente Ampliar
Montrelle Montesinos | 11 Enero, 2019, 12:12

El derecho de 29 años tuvo una efectividad de 2.82 y 60 salvamentos a lo largo de ocho temporadas con los Reales y Washington.

Herrera, cuya velocidad de 100 millas por hora y su alto nivel para provocar rodados lo convirtió en uno de los mejores estabilizadores del béisbol, él ayudó a Kansas City a ganar la Serie Mundial 2015, y fue uno de los últimos jugadores que quedaron de ese equipo titular en Kansas City.

Herrera ganará $8.5 millones en cada uno de los próximos dos años como parte del acuerdo anunciado el martes, y los White Sox tienen una opción de $10 millones para 2021 con una compra de $1 millón. Espera contribuir para que unos Medias Blancas en reconstrucción completen un repunte similar. "Me recuerda mi época con Kansas City, cuando yo comenzaba. Pienso que eso es algo que puedes ver también en este equipo".

El acuerdo de Jay, que fue informado por primera vez por USA Today y está pendiente de un examen físico, le da a Chicago profundidad en los jardines con numerosos huecos.

El patrullero de 33 años tendrá su décima temporada de experiencia en Las Mayores, luego de de jugar con los St. Louis Cardinals, los San Diego Padres, los Chicago Cubs, los Kansas City Royals y los Arizona Diamondbacks, con quienes ha dejado promedio de.285, con 36 jonrones, 176 dobles y 513 anotadas en 1131 partidos.

Chicago ya tenía al también derecho dominicano Alex Colomé, que llegó en un cambio desde Seattle, y firmaron nuevamente a Nate Jones. La temporada pasada terminó en cuarto lugar en la División Central de la Liga Americana con foja de 62-100. Según las últimas noticias, los Yankees de New York, Filis de Filadelfia y Medias Blancas eran los tres grandes candidatos para su destino.

Rosenthal recordó un reportaje que publicó The Players Tribune, hace dos años, en donde Jay, Machado y su cuñado, Yonder Alonso, se entrenaban juntos en Miami para prepararse para enfrentar la campaña pasada.