Martes, 25 Junio, 2019

El duro testimonio del hijo del turista fallecido en Chile

El texto en el Facebook de su padre de Tomás Petta Marinero Su papá murió intentando salvarlo a él: "Me dijo 'tené cuidado', y yo como un idiota quería meterme a una ola más"
Eleena Tovar | 13 Enero, 2019, 06:39

Un turista sanjuanino murió ahogado en una playa de La Serena el último jueves y la noticia conmovió a todos, por lo que los medios chilenos reflejaron con dolor el fallecimiento de Mario Petta, quien había llegado el día anterior al país chileno para disfrutar de las vacaciones pero que el fatal destino se lo impidió.

Guardavidas lograron sacarlo del mar y llevarlo con vida hasta la costa para luego trasladarlo a un centro asistencial, aunque el hombre falleció momentos después.

Mario Ariel Petta Marinero tenía 49 años.

Tras esto, el hijo del hombre fallecido publicó un desgarrador relato en el que cuanta detalles de los ocurrido: "Murió intentando salvarme". Todavia no puedo creer, lo tan cerca que lo tuve y ya no esta. Fui la última persona con la que él habló. Tené cuidado, te van a llevar las olas, yo como idiota queria meterme a una ola mas, hasta que no toque suelo. El joven usó su cuenta de Facebook para contar lo sucedido.

El texto, en el Facebook de su padre, de Tomás Petta Marinero. "Intente llegar hacia el y el mar me llevaba mas adentro, cada vez me cansaba mas hasta que lo llame, se acerco a mi y trato de empujarme hacia la costa, hasta que no tocamos suelo los dos, estaba desesperado, pidiendo ayuda, un señor me llamo y me tiro una tabla de surf, para poder sostenerme ahi, pero no llego", comenzó el relato. "Tomaron a mi papa, lo subieron al bote y después a mí". Mi papá estaba pálido, vomitando agua como yo. Se hizo una ronda en la playa, todos pendientes de lo que pasaba, yo y mi mamá llorando, a los gritos. Mi papá inconciente. Nos dijeron que había reaccionado, al parecer era mentira, nos dijeron que iba al hospital de La Serena, también era mentira.

De Lunes a viernes por la tarde. "Tuvimos que pedir ayuda a un tipo cualquiera, para que nos acerque, porque mi mama no podía manejar". Llegamos a la clínica, gritando, hable con los salvavidas que me ayudaron, pudimos compartir palabras, yo estaba más tranquilo, mi mamá destruida. Estamos mas tranquilos. Recibimos ayuda de muchas personas y les agradezco. Tenía 49 años, estaba retirado como infante de Marina y vivía en San Juan, donde tenía un taller de electricidad automotor.