Jueves, 21 Febrero, 2019

Importante astrónomo sostiene que hay vida extraterrestre

Científico de Harvard cree que una nave orbita en el espacio Para Harvard hay una nave extraterrestre que se mueve cerca de la Tierra
Ramiro Mantilla | 08 Febrero, 2019, 05:25

En octubre de 2017 el astrónomo Robert Werylk descubrió a Oumuamua cruzando el Sistema Solar a 30.000.000 de kilómetros de la Tierra.

Fue Loeb, el responsable de esa versión.

La teoría de Loeb fue: "Puede ser una sonda enviada intencionalmente a la vecindad de la Tierra por una civilización alienígena".

Las amplias fluctuaciones de la luz que reflejaba permitieron suponer a los científicos que Oumuamua tiene una forma de cigarro de unos 800 metros de largo aproximados.

El científico saltó a la fama a finales de 2017, cuando se detectó en Hawái un objeto interestelar que se movía a gran velocidad.

Sin embargo, uno de estos hombres de ciencia no solo considera que existe vida inteligente extraterrestre, sino que manifiesta la probabilidad de que en estos momentos "una nave espacial o parte de ella pueda estar volando más allá de la órbita de Júpiter".

"Oumuamua no es una nave alienígena, y esa sola sugerencia es un insulto para la investigación científica honesta", ha afirmado el astrofísico Paul Sutter tras la entrevista de Loeb. Mientras que Katie Mack, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, Estados Unidos, especuló: "A veces escribes un "paper" sobre algo que no crees que sea verdad en absoluto, sólo con el propósito de ponerlo allí".

Pero a Loeb, críticas como estas no lo dejan callado. "Si alguien me muestra pruebas de lo contrario, inmediatamente retrocederé (.) Lo peor que me puede pasar es que me liberen de mis tareas administrativas, y eso me daría aún más tiempo para concentrarme en la ciencia", afirmó para el medio.

La mayoría de los científicos, sin embargo, piensan que Oumuamua es un asteroide que se separó de una estrella que se fusionó hace muchos millones de años, o una especie de cometa congelado, que vaga por el espacio.

Pero con esta creencia hay un problema.

Entre todas las posibles respuestas al enigma de 'Oumuamua', el astrofísico cree que este objeto se mueve demasiado rápido para ser una roca inerte, y que se aleja del sol como si algo la estuviera empujando desde atrás. "Y si se trata de un cometa que arroja chorros de vapor, las limitadas observaciones que hicieron los astrónomos no mostraron ninguna señal", explicó Loeb. Así, lo describieron en un artículo publicado en la revista 'Astrophysical Journal'. "Cualquier interpretación errónea puede ser descartada cuando se publiquen más datos sobre Oumuamua", dijo. La misma insiste en que el ser humano no está solo en el universo. Según él, el solo hecho de reconocerlo, ya cambia nuestra percepción.