Domingo, 25 Agosto, 2019

Bruselas rebaja una décima su previsión de crecimiento para España

Bruselas rebaja el crecimiento de la economía española al 2,1 El presidente de la Comisión Europea Jean Claude Juncker
Manuel Armenta | 10 Febrero, 2019, 16:42

Bruselas también ha empeorado sus proyecciones para el conjunto de la Unión Europea, que se expandirá un 1,5% este año (cuatro décimas menos) y un 1,7% en 2020 (una décima menos).

En un informe sobre sus previsiones macroeconómicas de invierno, el órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE) fijó en 1.3 por ciento el Producto Interno Bruto (PIB) de la eurozona, por debajo de su estimación de noviembre pasado de 1.9 por ciento.

Bruselas prevé asimismo que el aumento de los salarios se acelere en 2019 debido "parcialmente" al impacto del incremento del salario mínimo y que se modere en 2020.

El vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen, afirmó en el Foro de la Nueva Economía que la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) del 22,3% este año puede reducir el ritmo de creación de empleo.

El Ejecutivo explica que en los próximos meses continuará la desaceleración de la economía a medida que el ciclo "madura", pero también advierte que España se enfrenta a riesgos relacionados principalmente con un entorno global "más débil de lo que se esperaba" y una incertidumbre "creciendo" tanto a nivel interno como externo.

En su nueva estimación, el Ejecutivo comunitario también sitúa el crecimiento de 2018 en el 2,5%, medio punto menos que el registrado en 2017, y una décima menos que lo proyectado en otoño.

De acuerdo con las últimas estimaciones del Ejecutivo comunitario, el crecimiento económico de la Eurozona se situará este año en el 1,3% (anteriormente el 1,9%) debido a la debilidad de la demanda mundial, a la incertidumbre que afecta a la confianza, y a algunos factores internos temporales específicos.

"Por último, los servicios económicos de la Comisión Europea creen que la inflación disminuirá hasta el 1,2% en 2019 como consecuencia de un menor precio del petróleo, para después aumentar hasta el 1,5% en 2020 por el incremento gradual" de la inflación subyacente.

La Comisión consideró que la desaceleración económica es por la creciente incertidumbre global, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, los informes de un Brexit potencialmente perjudicial y el resurgimiento de los problemas de deuda de la zona euro.

En algunos países de la zona del euro está volviendo la preocupación por el vínculo entre bancos y emisores soberanos y la sostenibilidad de la deuda.

"Ser consciente de estos riesgos crecientes supone la mitad del trabajo".

Además, ha remarcado que la desaceleración europea no sólo se explica por factores "externos", sino también por otros "internos" como la menor producción registrada en el sector automovilístico alemán, la "tensión social" en Francia y la "fuerte incertidumbre" sobre la política presupuestaria de Italia.

También ha recortado su pronóstico de crecimiento del PIB en Italia este año a solo 0.2% del 1.2% predicho anteriormente.

Por otra parte, las Cámaras de Industria y Comercio DIHK del país redujeron su previsión de crecimiento para para Alemania durante el 2019 a un 0,9% desde el 1,7%, lo que apunta a un aumento de los vientos en contra para la mayor economía de Europa. Así, consdera que el PIB alemán aumentará un 1,1% este año y un 1,7% el que viene (en 2018 lo hizo un 2,1%) y el francés, un 1,3% y un 1,7%, respectivamente.

Las previsiones de invierno de la CE, al contrario que las publicadas en otoño y primavera, no tienen en cuenta información fiscal, de ahí que no entren a valorar los Presupuestos Generales para 2019 presentados por el Gobierno, que serán objeto de un análisis detallado en mayo. "La perspectiva de un Brexit perturbador genera aún más incertidumbre".