Jueves, 21 Febrero, 2019

Ministro de Economía de Brasil: "Chile es ahora como Suiza"

Ministro de Economía de Bolsonaro alaba a los Chicago Boys Chile es ahora como Suiza Crédito AFP
Manuel Armenta | 12 Febrero, 2019, 09:39

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, conversó con Financial Times con respecto a su plan de liberalización económica que piensa implementar en la nación sudamericana, en donde aprovechó además de elogiar el fenómeno ocurrido con Chile, haciendo hincapié en el trabajo que realizaron los Chicago Boys.

Según detalla el Diario Financiero, Guedes trabajó en Santiago durante el gobierno de Augusto Pinochet, pero abandonó el país tras enterarse que la CNI había registrado su departamento.

"Vi a Chile más pobre que Cuba y Venezuela hoy, y los chicos de Chicago lo arreglaron. Chile es ahora como Suiza", aseguró.

Guedes desestimó la relevancia con respecto al costo social que implicaba un 21% de desempleo en aquella época, afirmando que "eso es basura". El desempleo ya estaba allí. "Estaba escondido dentro de una economía destruida", aseguró.

Y que, al regresar a Brasil, se convirtió en administrador de fondos, comerciante ocasional y prolífico columnista de periódicos. "Cuando llegan los liberales, son buenas noticias, no malas", concluye.

En la conversación con el FT en su oficina de Brasilia, Guedes también deja entrever que Jair Bolsonaro, hoy presidente de Brasil, no es el "fantasma extremista" como a menudo se le ve en el extranjero. "Todos tienen su rol", explicó.

El ministro, descrito en el FT como el segundo hombre más poderoso del gobierno brasileño, dice que quiere reducir a la mitad en solo cuatro años el gasto público, revisando el complejo código tributario de Brasil, reduciendo la burocracia y privatizando los activos estatales.

"Su visión económica es más Ronald Reagan que Donald Trump, y parece realista acerca de sus restricciones políticas", apunta el medio que destaca otra declaración del "súper ministro": "El presidente (siempre puede decir) no, tengo los votos". "Hay mucho daño por reparar", dijo.