Miércoles, 21 Agosto, 2019

Todo listo para el juicio del "procés" que empieza este martes

Roig Pina y Van der Eynde.  Roig Pina y Van der Eynde. FERRAN SENDRA
Eleena Tovar | 12 Febrero, 2019, 14:04

La primera parada la harán en los calabozos de la Audiencia Nacional los nueve políticos que están en prisión.

Romeva, por su parte, se ha reafirmado en sus ideas mostrándose esperanzado en que "ganarán" el juicio "sea donde sea, sea cuando sea" ya que el juicio del 1-O tiene previsto prolongarse al menos tres meses.

La ex consellera Bassa ha apuntado, además, que "demostrarán su inocencia" contando "la verdad". En esta última ciudad, está convocada un manifestación a las 19H00 para repudiar el "juicio político".

La fiscalía pide entre 7 y 25 años de cárcel por los delitos que se les imputan, incluyendo el de rebelión.

El principal protagonista del intento de secesión es el expresidente catalán Carles Puigdemont, que huyó a Bélgica y será el gran ausente porque España no juzga delitos graves en ausencia.

El proceso se prolongará por unos 3 meses, con cientos de testigos (entre ellos, el expresidente del gobierno Mariano Rajoy) y más de 600 periodistas acreditados.

La sentencia no se conocerá antes de julio próximo. Entre ellos se encuentran la expresidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell, varios ministros regionales y los responsables en el momento de los hechos de las asociaciones independentistas ANC y Omnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart respectivamente.

Los acusados son 12 y deben responder por su papel en la declaración de independencia unilateral en octubre de 2017, que se basó en los resultados de un referéndum celebrado pese a una prohibición constitucional.

Una cuestión clave del juicio será la violencia, el concepto que según el Código Penal español sustenta el cargo de rebelión.

Los independentistas desmienten que hubiera violencia, destacan que no se utilizaron armas y argumentan que los violentos fueron los agentes de policía que aquel día echaron mano de porras, pelotas de goma y empujones para tratar de impedir la consulta.

Este domingo, decenas de miles de personas se manifestaron en Madrid, por iniciativa de sectores de la derecha y la ultraderecha, para acusar de "traición" al presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez, por su diálogo con los separatistas. Todas las partes, como las acusaciones y las defensas podrán intervenir y exponer ante el tribunal todo lo que consideren oportuno.

Pedro Sánchez llegó al poder en junio, gracias entre otros al apoyo de los independentistas, con la firme voluntad de retomar un diálogo roto durante la época de Rajoy.