Domingo, 17 Febrero, 2019

Presidente electo de El Salvador se alía con EE. UU

El presidente electo evalúa si El Salvador seguirá manteniendo relaciones con China Nuevo gobierno salvadoreño será cercano a EE.UU. y alejado de Nicaragua y Venezuela
Eleena Tovar | 13 Febrero, 2019, 20:24

Esto obligará a las nuevas autoridades no solo a construir puentes internos, sino hacia afuera, según dijeron Anliker y Durán, quienes dijeron que como Nuevas Ideas "creemos en la autodeterminación de los pueblos, lo que no toleramos es la represión, no podemos avalar el atropello a Derechos Humanos, en alusión a los regímenes de Nicaragua y de Venezuela".

Federico Anliker anuncio que en esta nueva etapa del país es para el pueblo; los cargos públicos no son para hacer negocios ni para hacerse rico es para trabajar al pueblo.

Para Anliker, el gobierno del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, ha sido "tapadera de corruptos" por otorgar asilo al expresidente salvadoreño Mauricio Funes.

De ser así, el gobierno de Bukele dará un giro a las relaciones que ha mantenido el saliente gobierno izquierdista del presidente Salvador Sánchez Cerén, que ha mantenido una postura amistosa y de apoyo a los gobiernos nicaragüense y venezolano.

Recientemente Bukele sostuvo una reunión de más de tres horas con la embajadora estadounidense en San Salvador, Jean Manes, con quien conversó sobre la relación que tendrán ambos gobiernos y el fortalecimiento del apoyo norteamericano.

"Tenemos que tomar en cuenta que allá está mucha de nuestra diáspora y Estados Unidos, por ser una potencia mundial, es importante tener una buena relación con ellos", agregó Anliker.

La semana pasada, el Tribunal Supremo Electoral de El Salvador ratificó a Nayib Bukele, de la Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), como ganador en la primera vuelta de los comicios presidenciales al finalizar el escrutinio de los votos.

El representante de la iglesia católica salvadoreña opinó que el futuro gobierno debe trabajar a favor de el El Salvador, abordando el tema de la privatización del agua, garantizando una ley que asegure el derecho al vital liquido a toda la población salvadoreña.