Domingo, 17 Febrero, 2019

Descubridor del ‘Niño’ Torres reconoció haber abusado de un menor

Manuel Briñas homenajeado por la Academia Manuel Briñas homenajeado por la Academia
Montrelle Montesinos | 14 Febrero, 2019, 03:07

Manuel Briñas, fraile marianista que fue uno de los responsables de la cantera del Atlético de Madrid, ha admitido a 'El País' haber abusado de un menor cuando estaba en el Colegio Marianista Hermanos Amorós, del barrio madrileño de Carabanchel.

¿Qué dijo el fraile del Atlético de Madrid?

El propio Briñas, lejos de escurrir el bulto, reconoce los hechos, aunque matiza en cuanto a las ocasiones en las que se dieron y se exculpa de algún modo argumentando la difícil situación personal por la que atravesaba: "Fueron cosas que sucedieron entonces, un poco raras..." Buena prueba de ello es el cariño que jugadores como Koke, Gabi, Fernando Torres, Rodrigo o Álvaro Morata, han demostrado públicamente durante todos estos años al señor Briñas. "Francamente, nunca me lo expliqué", contestó ayer Briñas al preguntarle sobre la denuncia que ha hecho llegar a este diario Miguel M. H., de 59 años. En esos tiempos, Briñas era el responsable deportivo y de scouts del colegio, un centro históricamente ligado al club rojiblanco, por lo que una gran cantidad de jóvenes de la cantera del equipo estudiaban allí.

"Fue un accidente, recién muerta la mujer con la que me iba a casar y nada más".

"Tocaba en la oscuridad de la tienda de campaña, abriéndose camino entre otros compañeros y el saco de dormir".

"Aunque estuviésemos varios, siempre iba a por mí".

Por su parte, fuentes del Atlético de Madrid han condenado enérgicamente cualquier abuso que haya podido cometer el religioso aunque han recordado tanto su presunción de inocencia como que los supuestos hechos ocurrieron cuando no tenía vinculación con el club, con el que actualmente tampoco hay relación formal más allá del reconocimiento al trabajo realizado durante años con la cantera.

El fundador de la escuela de futbol del Atlético de Madrid, Manuel Briñas, fue acusado de agresión sexual a un menor en hechos que se remontan a 1973. "Luego mi afán era buscar la posición más alejada para dormir", describió Miguel, quien señaló que siempre le acariciaba sus zonas íntimas, lo masturbaba y solo una vez recuerda una felación. "Parecía que su fuente de placer estaba en mi cuerpo, no en el suyo", relató Miguel.

La víctima llamó a Briñas hace aproximadamente un año "para tratar de entender qué le llevó a hacer lo que hizo".

"Ha sido una espina que siempre he llevado clavada en el alma", declaró Briñas al diario español asegurando que le dio tranquilidad ser perdonado por la víctima. "Me quedé bastante más tranquilo", añade en referencia al perdón recibido. Preguntado por qué no tomó él antes la iniciativa, la respuesta de Briñas es: "Lo hice entonces, en el mismo momento que sucedió. Le pedí perdón y le dije que nunca se fiase de los adultos", asegura, en una versión desmentida por Miguel M. H.