Domingo, 25 Agosto, 2019

Macri quedó imputado por intentar privatizar dos centrales termoeléctricas

Macri Aranguren e Iguacel denunciados por la privatización de termoeléctricas Imputaron a Macri, Aranguren e Iguacel por “regalar” dos centrales termoeléctricas
Manuel Armenta | 14 Febrero, 2019, 06:42

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, y los extitulares de la cartera de Energía Juan José Aranguren y Javier Iguacel fueron imputados en una causa iniciada por diputados kirchneristas en la que se los investigará por privatizaciones de centrales hidroeléctricas realizadas, presuntamente, a un precio vil.

Además de Macri, Aranguren, Iguacel y Calcaterra están siendo investigados el presidente de Ieasa, Mario Dell Aqua -expresidente de Aerolíneas; el director ejecutivo y gerente de termoeléctricas, Alberto Brusco (también un exIECSA); el gerente de control de proyectos de Ieasa, Adolfo Piccinini; y el expresidente de Enarsa, Hugo Balboa. El mejor amigo del mandatario compite en soledad para la quedarse con la usina de Brigadier López, mientras que en la otra licitación comparte podio solamente con YPF.

La central Barragán fue tasada por el Estado en 305,9 millones de dólares y un monto mínimo de oferta en efectivo de 229 millones de dólares. Para Brigadier López, la valuación oficial fue de US$207 millones con un mínimo de oferta en efectivo de US$155 millones.

El eje central de la denuncia que ahora investiga la Justicia es que ambas centrales (cuyo resultado operativo financiero fue positivo para el Estado) serían privatizadas partiendo de una tasación que estaría u$s400 millones por debajo del valor real de ambas usinas.

Según la denuncia, que fue presentada por los diputados kirchneristas Rodolfo Tailhade, María Emilia Soria, María Fernanda Vallejos y Adrián Grana, Macri tasó, mediante el decreto 882/2017, publicado el 1° de noviembre de 2017, a las centrales por 400 millones de dólares menos de lo que valían. Sin deducir impuestos, la central de Ensenada de Barragán en 2017 registró una ganancia de 121,4 millones de dólares y la Brigadier López 62 millones de dólares. La investigación es a causa de una denuncia que apunta a dichos funcionarios por intentar privatizar a precio vil las usinas de Ensenada de Barragán y Brigadier López.

Ensenada de Barragán y Brigadier López fueron construidas durante el gobierno kirchnerista, con fondos públicos, para subsanar el déficit eléctrico.

Se trata de la primera privatización de la era Macri, que incluso en su momento fue duramente cuestionada por la UCR -en oportunidad de repudiar el intento de privatización de Transener-, y que terminará convirtiéndose en un escandaloso regalo a susamigo de un activo estratégico del Estado. Entre otras que Iecsa -que junto a Isolux había ganado la licitación para la construcción de las centrales- dejó sin terminar las obras y fue indemnizada con 1.600 millones de pesos por el Estado durante la actual presidencia del primo de Calcaterra, Mauricio Macri.

TaIlhade: "Si se investiga por corrupción a Macri, Iguacel y Aranguren, es de suponer que la Secretaría de Energía suspenderá la adjudicación de las dos centrales termoeléctricas".

IECSA pertenece al primo del presidente Macri, Angelo Calcaterra.

Esto redundó en que participaran de las negociaciones desde el Estado y desde el privado contratista, lo cual le reportó una indemnización de 1.600 millones de pesos a Calcaterra.

Según los denunciantes, "resulta evidente que los antiguos empleados de la familia Macri han sido allí designados para direccionar y/o influir sobre el procedimiento de privatización de las centrales térmicas y favorecer económicamente a distintas personas cercanas al Presidente", denunciaron los legisladores.