Lunes, 27 May, 2019

El gobernador de California decretará una moratoria a la pena de muerte

Newsom anunció propuesta legislativa para enfrentar crisis de vivienda asequible Trump arremete contra gobernador de California por moratoria en ejecuciones
Eleena Tovar | 14 Marcha, 2019, 17:00

El gobernador firmó una orden ejecutiva el miércoles estableciendo una moratoria en la pena de muerte en California, que alberga más de la cuarta parte de los condenados con esa medida en EEUU, según datos de la organización Death Penalty Information Center.

Newsom ordenó además el cierre de la nueva cámara de ejecuciones en la Prisión Estatal de San Quentin que nunca llegó a ser usada y derogó las normas sobre la inyección letal que ya eran inaplicables debido a las demandas iniciadas por los opositores de la pena capital.

La polémica orden ejecutiva le perdonará la vida, al menos de manera temporal, a los 737 presos que actualmente se encuentran condenados a muerte.

"Ha discriminado a los acusados con enfermedades mentales, a los afroamericanos y a los latinos, a los que no pueden pagar una defensa costosa", dirá el gobernador, de acuerdo con el discurso filtrado a los medios locales.

Newson considera que EE.UU.no puede proclamarse como "sociedad civilizada" mientras su Gobierno siga autorizando "la ejecución premeditada y discriminatoria de su gente", según un comunicado que compartió este martes con un grupo reducido de medios. "En síntesis, la pena de muerte no es coherente con nuestros valores fundamentales y afecta directamente aquello que significa ser californiano", agregó. "Nuestro sistema de pena de muerte ha sido, por donde se lo mire, un fracaso", aseguró Newsom en el texto.

Tanto en 2012 como en 2016 los votantes californianos rechazaron dos iniciativas que buscaban prohibir la pena de muerte en este estado del oeste del país.

Corredor de la muerte. Desde 1978, han muerto 79 condenados a muerte por causas naturales y 26 más por suicidio.

Denunció además que muchas veces personas inocentes son convictas y ejecutadas.

La medida lleva a 21 los Estados del país que congelaron o abolieron la pena capital pero con toda la fuerza motriz de California, líder en el país en todas las principales batallas progresistas.