Viernes, 24 May, 2019

Aprueba Cámara de Diputados reforma sobre revocación de mandato

First slide Reforma
Eleena Tovar | 16 Marcha, 2019, 22:29

Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) declaró que la oposición está buscando que la consulta se haga en diciembre, cuando el presidente haya cumplido tres años en el cargo. En estos momentos, se discuten las reservas presentadas.

Tal es el caso de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que alzó la voz en contra de la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de hacer efectiva la revocación ya que consideró, es de facto, la reelección del mandato.

No obstante, si la ciudadanía intenta pedir la activación de esta figura, deberá reunirse al menos el 3% de los inscritos en la lista nominal, es decir, se necesitarán alrededor de 2'615,000 firmas para que sea válida la petición de los ciudadanos a fin de que el Congreso federal convoque a la revocación del mandato del presidente. Además el resultado será vinculante si participan en el proceso revocatorio 34% de la LNE, es decir 34.8 millones de electores.

A su vez, la líder estatal tricolor, Alejandra del Moral dijo que están de acuerdo con la revocación de mandato para el siguiente periodo presidencial, pues si es para éste "tiene un tufo que se llama reelección".

Las bancadas del PAN y el PRI advirtieron que no aprobarán la revocación de mandato en el Senado. Lo mismo ocurrió con Evo Morales en Bolivia o con Ortega en Nicaragua.

Para los legisladores de oposición se trata de una ventana de oportunidad con la que López Obrador busca impulsar a su partido en las elecciones intermedias y favorecer el voto en cascada a favor de su partido.

La consulta popular y la revocación de mandato tiene la finalidad de inhibir la tendencia abusiva, unilateral o arbitraria de quien ejerce el poder público.

Ciudad de México- La Cámara de Diputados aprobó ayer, por mayoría calificada, incorporar la revocación de mandato a la Constitución.

Por otro lado, para las consultas populares se reducirá de dos a uno por ciento la cantidad de ciudadanos inscritos en la lista nominal electoral, mismo que es un requisito para poner en marcha este ejercicio. Pero se deja abierta la fecha de realización de las consultas, para que puedan ser cuando se convoquen y no como antes, en que forzosamente era en día de elección federal. El INE se hará cargo de la organización, desarrollo y cómputos parciales, pero la Sala Superior del TEPJF emitirá los resultados finales y declaratoria de validez. Durante ese tiempo, panistas y priístas capitalizaron para dar golpes de efecto, reprochando el contenido del decreto porque de él subyace -insistieron- la tentación peligrosísima del Presidente por perpetuarse en el poder, mediante la relección.