Sábado, 20 Abril, 2019

Así se vive el Domingo de Ramos en Tierra Santa

La Iglesia Católica celebra Domingo de Ramos, el inicio de la Semana Santa Semana Santa: ¿Qué es el Domingo de Ramos?
Eleena Tovar | 15 Abril, 2019, 00:25

Todos los fieles con sus palmas en mano, comenzaron a llegar desde tempranas horas de la mañana para participar de la homilía de monseñor Sergio Gualberti, que se centró en la solidaridad con Cristo crucificado y la invitación a vivir una Semana Santa con fe y devoción.

En la parroquia El Sagrario, ubicada al costado de la Basílica Catedral de Lima, se realizó a las 10:30 a.m., la bendición de los ramos hechos con palma de olivo.

Este domingo 14 de abril la Iglesia Católica celebra en todo el mundo el "Domingo de Ramos", iniciando así la Semana Santa. Una procesión que quedará impresa en sus recuerdos para siempre, así como en las miles de fotos que desde los dispositivos móviles hacían los padres a sus niños, la mayoría con ropa de estreno, como manda la tradición. En una plaza de San Pedro repleta de fieles, Francisco bendijo los ramos y recreó la entrada de Jesús en Jerusalén antes de ser ajusticiado, morir y resucitar.

"Él sabe que para lograr el verdadero triunfo debe dejar espacio a Dios; y para dejar espacio a Dios solo hay un modo: el despojarse, el vaciarse de sí mismo".

"El triunfalismo vive de gestos y palabras que, sin embargo, no han pasado por el crisol de la cruz; se alimenta de la comparación con los demás, juzgándolos siempre como peores, con defectos, fracasados.", lamentó.

"Sus seguidores emocionados al ver a Jesús, extendieron mantos, ramas de olivo y de palma mientras gritaban: "¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!"; "¡Hosanna en las alturas!".

La Iglesia misma tuvo que resistir el triunfalismo y la mundanalidad espiritual, agregó, llamándolos "la tentación más traicionera que amenaza a la institución".

"Jesús destruyó el triunfalismo con su Pasión", agregó Francisco.

"El papa Francisco aseguró que Jesús, con su Pasión, nos enseña a enfrentar momentos difíciles y tentaciones e instó a los jóvenes seguir a Jesús por el camino de la cruz". "Vence también a la tentación de responder, de ser mediático".

"En los momentos de oscuridad y de gran tribulación hay que callar, tener el valor de callar, siempre que sea un callar manso y no rencoroso", les pidió.

Por esta razón, la eucaristía del Domingo de Ramos tiene dos momentos importantes. "Y con su humillación, Jesús quiso abrirnos el camino de la fe y precedernos en él". Hoy, Jornada Mundial de la Juventud, quiero recordar a tantos santos y santas jóvenes, especialmente a aquellos "de la puerta de al lado", que solo Dios conoce, y que a veces a él le gusta revelarnos por sorpresa.

En la plaza de la Catedral se reza a la Virgen Blanca.