Jueves, 25 Abril, 2019

Imputado por fraude el expresidente de Volkswagen [Negocios]

Volkswagen admitió en 2015 haber equipado 11 millones de coches con programas capaces de falsear el nivel de emisiones.. EFE  B. Donev Volkswagen admitió en 2015 haber equipado 11 millones de coches con programas capaces de falsear el nivel de emisiones.. EFE B. Donev
Manuel Armenta | 17 Abril, 2019, 18:55

La Fiscalía de la ciudad de Brunswick (Baja Sajonia) presentó acusaciones a cinco personas implicadas en el escándalo del diésel, entre ellas el exjefe de la compañía Volkswagen, Martin Winterkorn, dice el comunicado del servicio de prensa de la Fiscalía.

Hasta el momento, Winterkorn no ha reaccionado ante la acusación, en tanto que Volkswagen solo indicó que se trata del resultado "de investigaciones contra individuos en los que Volkswagen no desea pronunciarse".

Los delitos que se imputan a Winterkorn pueden ser castigados con hasta 10 años de cárcel, precisó la fiscalía, que considera que los bonos de intereses -entre 300.000 y 11 millones de euros- fueron obtenidos "de manera ilícita".

En lugar de informar sobre lo que estaba pasando con los motores diésel, en noviembre de 2014 Volkswagen desarrolló, bajo la responsabilidad y el conocimiento de Winterkorn, un software valorado en 23 millones de euros cuya misión era la de detectar que se estaba realizando un test de emisiones y trucar la potencia del coche para que arrojara menos contaminantes de los que en realidad el vehículo emitía.

El grupo está acusado de haber procedido "con el aval de Winterkorn" en noviembre de 2014 una actualización "inútil" de un programa para "continuar disimulando" el fraude.

Hace un año, Estados Unidos presentó una acusación criminal contra el expresidente culpándolo de conspiración y de ser el responsable directo de los intentos materializados por otros empleados de Volkswagen para engañar a las autoridades sobre las emisiones reales de los motores diésel.

VW ha tenido que retirar cientos de miles de coches en todo el mundo desde que reconoció en septiembre de 2015 haber instalado un software ilegal en sus vehículos diésel para burlar los estrictos controles de contaminación de Estados Unidos.

Volkswagen ha pagado más de 27 mil millones de euros en multas y resarcimientos desde que estalló el escándalo. Además, se inició un juicio gigante de accionistas y otro se perfila luego de una investigación que ya suma a más de 410 mil clientes.