Viernes, 24 May, 2019

Boris Johnson, un candidato para suceder a Theresa May

Brexit Corbyn da por terminadas las conversaciones con el Gobierno Theresa May abrirá su sucesión en junio
Eleena Tovar | 18 May, 2019, 03:41

"Ha quedado claro que, si bien hay algunas áreas donde el compromiso ha sido posible, no hemos podido cerrar brechas políticas importantes entre nosotros", señaló Corbyn tras señalar que los diálogos han sido detallados, constructivos y han implicado un esfuerzo considerable para ambas formaciones.

Por ende, con toda probabilidad, el destino de la ruptura entre la Unión y Reino Unido dejará de estar pilotado por May para pasar a depender del siguiente líder que designen los miembros del Partido Conservador. La última fecha límite acordada con la Unión Europea es el 31 de octubre, pero actualmente parece haber pocas posibilidades de que un plan presentado por el Gobierno conservador gane la mayoría en la Cámara de los Comunes.

Por medio de una carta, el laborista le informó a la primera ministra británica que las conversaciones respecto al brexit "han llegado tan lejos como pudieron" tras siete semanas de diálogo político. El líder del Labour, Jeremy Corbyn, achacó el fracaso a la "creciente debilidad e inestabilidad del Gobierno", según la BBC.

Ahora, finalmente, a su propio partido se le acabó la paciencia. "No hemos podido superar el hecho de que no hay una posición común en los laboristas sobre si quieren hacer efectivo el brexit o celebrar un segundo referéndum que podría revertirlo", dijo en un evento de campaña antes de las elecciones europeas de la próxima semana. Mientras tanto, el intento de May por cruzar al otro lado había enfurecido al grupo probrexit de línea dura en su bloque.

El colapso de las negociaciones asegura que la crisis política de Gran Bretaña sobre el brexit se prolongue. May planea presentar su acuerdo de retiro original a los legisladores por cuarta vez a principios de junio, y los votos también pueden darse en un conjunto de opciones alternativas.

"En la práctica, esto significa que Theresa May se irá a finales de julio como muy tarde, para permitir al partido elegir a un nuevo líder a tiempo para la conferencia de los Tories en septiembre", precisaba el rotativo, prediciendo "una pugna" por el poder que provocará enormes divisiones internas, con la presencia esperada de "más de una decena de candidatos". "Y eso ocurrirá independientemente del resultado de la nueva votación", subrayó.