Lunes, 27 May, 2019

Denuncia CARICOM aplicación del título III de la Ley Helms-Burton

Cuba se ofrece a Canadá para mediar con Maduro en la crisis de Venezuela Partido del Trabajo de México condena aplicación de Ley Helms-Burton
Eleena Tovar | 18 May, 2019, 03:42

Por la parte cubana participaron la viceministra de Relaciones Exteriores Anayansi Rodríguez Camejo; el director general de Asuntos Bilaterales, Emilio Lozada García; Carlos Fernández de Cossío, director general de Estados Unidos, y otros funcionarios de la Cancillería.

Al abordar los temas de la agenda internacional y regional, el ministro cubano ratificó la disposición de Cuba a contribuir con iniciativas que promuevan el diálogo respetuoso con el gobierno de Venezuela sobre la base de la igualdad soberana de los Estados y los principios del Derecho Internacional.

Canadá es uno de los países que reconoce el liderazgo del presidente de la Asamblea venezolana, Juan Guaidó, en tanto Cuba respalda firmemente a Maduro, su principal aliado político y económico.

Este se produjo por unos misteriosos incidentes de salud que afectaron a varios diplomáticos canadienses, similares a los que también padeció parte del personal de la Embajada de EEUU en Cuba y que también pasó a funcionar bajo mínimos.

En este sentido, Rodríguez expresó a Freeland su "preocupación" por los efectos negativos de la "infundada decisión canadiense de suspender los servicios de otorgamiento de visas a los ciudadanos cubanos", que se produjo "sin la menor evidencia de riesgos para la seguridad de estos", según citó el Ministerio de Exteriores en su comunicado.

Debido a que esta medida afectaría potencialmente a empresas canadienses que hacen negocio en Cuba, el Gobierno de Justin Trudeau aseguró que no reconocerá o aplicará ninguna sentencia emitida bajo el mencionado título III.

Rodríguez Parrilla agradeció a Freeland la tradicional oposición de Canadá al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, y su rechazo a la aplicación por Washington de la Ley Helms Burton en su totalidad.

El comunicado expresa que "la Comunidad del Caribe (CARICOM) está preocupada por las nuevas medidas en virtud del Título III de la Ley Helms-Burton anunciada por el Gobierno de los Estados Unidos de América que fortalecerían el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba y observa con la mayor preocupación que la aplicación de estas nuevas medidas también tendrá un mayor impacto adverso en el desarrollo socioeconómico de Cuba y el bienestar del pueblo cubano".