Понедельник, 15 Июля, 2019

Exteriores condena el ataque terrorista en Somalia

26 muertos y 56 heridos en asalto a un hotel en Somalia Al menos 10 muertos en un atentado con coche bomba contra un hotel en Somalia
Eleena Tovar | 14 Июля, 2019, 11:25

26 personas fallecieron y otras 56 resultaron heridas en un ataque armado y con bombas realizado este viernes, 12 de julio, contra un hotel en la ciudad sureña somalí de Kismayo.

El presidente del Estado de Jubbaland, Ahmed Madobe, dijo que hay 10 extranjeros de Kenia, Canadá, Estados Unidos y Tanzania entre las víctimas mortales del ataque en el que un terrorista suicida del grupo militante Al-Shabab estrelló un vehículo cargado con explosivos contra la entrada del hotel Medina en la ciudad de Kismayo. La organización controla territorios del centro y sur de Somalia, desde donde ataca instalaciones civiles y gubernamentales que se extienden también hacia Kenya, en represalia a las acciones militares de Nairobi.

Entre los fallecidos habría una conocida activista en redes sociales y su esposo, además de un periodista somalí.

El objetivo de Al Shabab fue el Hotel As-asey, donde la situación se mantiene tensa horas después del ataque, ocurrido a media tarde.

Los shebab, que ya han cometido varias veces este tipo de ataques en Mogadiscio, reivindicaron el asalto en un comunicado, contra "los responsables apóstatas de la administración de Jubaland".

Testigos dijeron que escucharon una gran explosión antes de que varios hombres fuertemente armados entraran en el hotel.

Testigos citados por AFP afirman que "hay caos en el interior" y que varias personas que estaban en otros edificios cercanos huyen de la zona. La reunión se celebraba de cara a las elecciones locales que tendrán lugar en agosto.

Afiliados a Al Qaida, los shebab luchan contra el gobierno somalí, apoyado por la comunidad internacional y por los 20.000 hombres de las fuerzas de la Unión Africana en Somalia (Amisom).

Detrás del atentado queda ahora el sinsabor de la muerte de la periodista Hodan Nalayeh, una presentadora de televisión de procedencia somalí-canadiense que había retornado hace poco al país con el deseo de narrar las historias positivas de estas tierras en compañía de su pareja, Farid Jama Suleiman.