Sábado, 24 Agosto, 2019

Tras las PASO, el dólar se disparó y cerró a $57,30

Después de las PASO el dólar saltó y ya se vende en torno a los $60 Efecto PASO: el dólar ya se vende por encima de $50 en algunos bancos
Manuel Armenta | 13 Agosto, 2019, 19:35

La licitación fue realizada a una tasa mínima adjudicada de 69,997%, una tasa promedio de corte del 74,035% y una tasa máxima adjudicada de 75%.

Por otro lado, al ser consultado acerca de cuál sería todo su postura ante un llamado del gobierno a la oposición, Massa evaluó que seguramente se trataría solamente de una "especulación electoral".

Cabe destacar que para evitar que el dólar siga escalando, el Banco Central subió la tasa de referencia unos 11 puntos porcentuales al récord de 74,782%, y licitó u$s105 millones de sus reservas en tres tramos. El Banco Central puede intervenir con U$S250 millones por arriba de ese precio.

A su turno, Rafael Di Giorno, director de Proficio Investment analizó: "El nuevo tipo de cambio soluciona parcialmente el problema monetario con lo que le deja la cancha un poco más despejada al próximo gobierno".

En el mercado minorista, el dólar ya se vende en torno a $ 60, quince pesos más que la cotización del viernes.

Pero, la escalada infernal de la divisa norteamericana no fue el único dolor de cabeza de este lunes, sino que el día también arrancó con varios problemas en los sitios online y homebanking de distintas entidades bancarias, entre ellas: el Banco Nación. Se espera que la jornada de hoy tenga fuertes subas en la cotización en los bancos y un marcado agite en la bolsa. "Subestimaron el riesgo de las Lebacs y repiten el mismo error con las Leliqs", advirtió el economista Christián Buteler.

En tanto, en la city porteña, se vendía a $ 60 en promedio en casas de cambio y bancos privados.

Los papeles más afectados fueron las entidades financieras y energéticas. Los bonos de deuda soberana bajaron hasta 32%.

Tras el triunfo de Alberto Fernández en las elecciones primarias de este domingo, los mercados reaccionan de forma negativa ante el posible regreso del kirchnerismo a la Presidencia.

Por el contrario, cerró filas y tiró la pelota afuera.