Среда, 18 Сентября, 2019

El Tribunal de Apelación de Escocia considera ilegal cerrar el Parlamento

Boris Johnson La justicia escocesa dictamina que la suspensión del Parlamento británico es ilegal
Eleena Tovar | 13 Сентября, 2019, 04:56

Además, recibió fuertes críticas por la publicación de un informe sobre las caóticas consecuencias de un Brexit brutal.

En los días previos al receso, el parlamento asestó duros reveses al primer ministro que sufrió una rebelión en sus filas, perdió la mayoría, vio aprobada una ley que le obligaría a pedir otro aplazamiento del Brexit y denegada su petición de elecciones anticipadas.

Estas perturbaciones podrían durar tres meses e impactar en el abastecimiento de medicamentos o productos para el tratamiento del agua. "Si el señor Johnson no hubiese cerrado el parlamento, los diputados lo habrían freído", agregó.

Desde que llegó al gobierno, Boris Johnson está empeñado en sacar al Reino Unido de la Unión Europea el próximo 31 de octubre a más tardar.

Para justificar su decisión, insistió en que es necesario que haya un "discurso de la Reina" -la presentación de la nueva agenda del Gobierno-, "seguir adelante y hacer todo tipo de cosas a nivel nacional".

Obligado por el parlamento antes de la suspensión, el gobierno de Johnson hizo público el miércoles una síntesis de los informes elaborados en secreto, bajo el título Operación "Yellowhammer" o "Carpintero Dorado", para prepararse a un Brexit sin acuerdo.

"¡Absolutamente no!", fue la tajante respuesta de Johnson.

Un tribunal de Irlanda del Norte se pronunció también a favor del gobierno el jueves en una tercera demanda presentada en Belfast.

"Tengo mucha confianza en que vayamos a lograr un acuerdo en ese Consejo crucial".

En el texto se afirma que Gibraltar, el pequeño territorio británico al sur de España, no está preparado para afrontar un abandono de la UE sin pacto y que, a pesar de lo dilatado en el tiempo del proceso del Brexit, Gibraltar aún no ha tomado decisiones para invertir en infraestructuras de contingencia, como ajustes portuarios o la gestión de residuos. El país debía salir de la UE el pasado 29 de marzo, pero ante el rechazo del parlamento al acuerdo de divorcio negociado con Bruselas la fecha fue aplazada dos veces.