Viernes, 23 Julio, 2021

Un policía raptó a embarazada para llegar al hospital

La Kangoo baleada La Kangoo baleada
Eleena Tovar | 23 Junio, 2017, 23:56

El policía salió desesperado a la calle a pedir ayuda e hizo señas a los autos que pasaban para que se detuvieran, pero ninguno frenó.

A lo largo del trayecto efectuó varios disparos para que los otros rodados le dieran paso hasta que lo interceptaron en cercanías del establecimiento, uno de ellos impactó en una camioneta Renault Kangoo. Y tras amenazarla con su arma reglamentaria, se subió al auto con la nena en brazos y la obligó a llevarlos hasta el Hospital Materno Infantil. "Seguí hasta el Materno Infantil", le exigió el policía a la mujer, que iba con sus tres hijos y está embarazada de seis meses. En el trayecto sacó medio cuerpo por la ventanilla y disparó para que los vehículos que circulaban por la misma calle les abrieran paso. "Iba con mi hijo y mi mujer embarazada". Nos salvamos porque el vehículo tiene una cámara de frío que amortiguo el balazo. "No lo puedo creer, estoy muy enojado", contó el conductor de la camioneta. La sobrina del policía fue internada y permanece en buen estado de salud, mientras que fuentes sanitarias afirmaron que las convulsiones se debieron a un cuadro febril. Al llegar al hospital, agentes de la Policía Local detuvieron al policía, que es de Ayacucho y estaba de franco en Mar del Plata.

Apenas llegaron el hombre salió corriendo en dirección a la guardia con la nena y la mujer que había secuestrado, que tenía un embarazo de alto riesgo, sufrió un desmayo por el susto y también tuvo que ser asistida por los médicos.

El individuo fue detenido dentro del hospital, donde se pudo corroborar que había disparado su arma, y fue trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán.

Por este hecho, el fiscal de turno Fernando Castro, ordenó la detención del policía acusado de "privación ilegal de la libertad triplemente agravada y abuso de arma", según indicó a Cadena 3.