Domingo, 13 Octubre, 2019

Francia aprueba su "tasa Google" mientras España se acobarda

EEUU, en alerta por un impuesto francés a los gigantes tecnológicos EE.UU. lanza investigación sobre impuesto francés a gigantes tecnológicos
Manuel Armenta | 11 Julio, 2019, 21:54

Con su decisión de aprobar la tasa a los gigantes digitales, Francia ha desoído las críticas al impuesto vertidas desde EEUU, que este miércoles anunció la apertura de investigación por parte del Representantes de Comercio de EEUU al considerar que "apunta injustamente hacia las empresas estadounidenses". "El presidente ha ordenado que investiguemos los efectos de esta legislación y determinemos si es discriminatoria y grava o restringe el comercio de los EEUU", añadió. El texto será sometido al Senado el jueves para ser definitivamente adoptado.

Los diputados franceses aprobaron la semana pasada la denominada tasa GAFA -Google, Amazon, Facebook y Apple-, que haría del país europeo un pionero en la materia, luego de que el mismo proyecto fracasara en otros países de la Unión Europea debido a fuertes reticencias. Esta tasa francesa será del 3% de los ingresos, gravará a las empresas tecnológicas que generen más de 750 millones de euros anuales en todo el mundo, y 25 millones de euros en Francia.

Las autoridades francesas estiman que el impuesto, que debería recaudar unos 400 millones de euros (US$ 450 millones) este año y 650 millones (US$ 732 millones) en 2020, debería aplicarse a una treintena de grupos empresariales, muchos de ellos estadounidenses pero no únicamente.

Airbnb e Instagram también estarían incluidos entre los afectados, al igual que los franceses Meetic, un servicio de citas online, y la plataforma de mercadeo Criteo.

Según este organismo, "la estructura del propuesto nuevo impuesto así como las declaraciones hechas por funcionarios sugieren que Francia esté dirigiendo injustamente el impuesto a ciertas compañías tecnológicas con sede en Estados Unidos".

Uno de los lobby de Silicon Valley, CCIA (The Computer & Communications Industry Association), saludó de inmediato esta iniciativa.

"La propuesta francesa es similar a la que los estados miembros de la UE abandonaron este año luego que los conflictos con el derecho comercial internacional se hicieran evidentes", estimó.