Domingo, 13 Octubre, 2019

Tumbas en el Vaticano donde buscaban a Emanuela Orlandi están vacías

Aumentaron las esperanzas cuando se encontraron unos huesos en la Embajada del Vaticano en Roma en octubre del año pasado pero resultaron ser de hace más de 50 años El Vaticano abrirá este jueves dos tumbas en el marco de la investigación de la desaparición de Emanuela Orlandi
Eleena Tovar | 11 Julio, 2019, 21:54

El misterio que rodea la desaparición de una adolescente hace 36 años se agravó este jueves al hallarse vacías dos tumbas en el Vaticano, identificadas como sepulcro de dos princesas, en las que se creía que podían estar los restos de la joven.

La apertura se realizaba a petición de la familia de Enmanuela Orlandi, la famosa chica desaparecida en 1983 en extrañas circunstancias.

"Me esperaba cualquier cosa pero no que estuvieran vacías las dos tumbas", planteó este mediodía de Roma el hermano de Emanuela, Pietro, al confirmar a la prensa en uno de los ingresos del Vaticano que las dos tumbas abiertas hoy estaban vacías.

La decisión se tomaba tras una denuncia de la familia de Emanuela Orlandi sobre el posible ocultamiento del cadáver en el pequeño cementerio ubicado dentro del territorio del Estado del Vaticano.

Según anunció la Santa Sede, las tumbas abiertas son la llamada "Tumba del Ángel", en la que estaba supuestamente enterrada la princesa Sofía von Hohenlohe, fallecida en el 1836 y la adyacente, atribuida a la princesa Carlotta Federica de Mecklenburgo, fallecida en el 1840.

El Vaticano dijo que informó este sábado a los descendientes de las princesas -que habían autorizado la apertura de las tumbas- que los restos habían desaparecido.

Según explicó el académico en una entrevista con 'Vatican news', su labor consistirá en examinar los restos óseos, que finalmente no se han encontrado, para proceder a su clasificación y poder realizar un diagnóstico que establezca la edad, el sexo y la estatura de la persona a la que pertenezcan. También en este caso, no se encontraron restos humanos en su interior.

"El Vaticano podría haber verificado antes si en estas tumbas se había sepultado a las princesas o eran solo monumentos funerarios para rendirlas homenaje" ha declarado la abogada de la familia de Emanuela Orlandi.

El 22 de junio de 1983, luefo de salir de la escuela de música de San Apolinar, la joven miembro de la familia Orlandi y de solo 15 años, desapareció. Cambió de versión varias veces, pero en una ocasión aseguró que tanto Orlandi como Mirella Gregori, otra joven desaparecida el mismo año, estaban vivas, y exigía su puesta en libertad para devolverlas a sus familias.

La propia familia Oralndi había hecho el pedido de investigar una tumba del cementerio alemán luego de que Sgrò recibiera una carta de una fuente que mantiene en secreto con indicaciones de "investigar al ángel", en referencia a una de las lápidas del lugar. La adolescente era hija de un colaborador muy cercano al Papa Juan Pablo II en temas financieros y por eso vivía en el Vaticano. Una de las pistas más investigadas durante estos años ha sido la de Enrico De Pedis, jefe de la 'Banda de la Magliana', la mafia de Roma durante los años 70 y 80, a quien se acusó de haberla secuestrado por encargo de un arzobispo.

La teoría de la conspiración volvió a despertarse hace dos años, cuando el periodista Emiliano Fittipaldi publicó un documento obtenido en una caja fuerte del Vaticano que sugería que la Santa Sede estaba implicada en la desaparición, que la niña (ahora tendría 50 años) seguía viva y que se había empleado una gran cantidad de dinero de fondos reservados para que el caso quedase cerrado.