Lunes, 18 Noviembre, 2019

Departamento del Tesoro sancionó a la DGCIM

La familia de Acosta Arévalo viaja de Maracay a Caracas La familia de Acosta Arévalo viaja de Maracay a Caracas
Eleena Tovar | 13 Julio, 2019, 09:27

Acosta Arévalo estaba recluido en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) desde el sábado 22 de junio junto a otros militares presuntamente implicados en planes destinados al asesinato del presidente Nicolás Maduro, su esposa Cilia Flores y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.

"El arresto por motivos políticos y la muerte trágica del capitán Rafael Acosta fue injustificada e inaceptable", afirmó el secretario del Tesoro de EE.

En un comunicado del Gobierno de Oslo se indica que se creó una mesa que trabajará de forma "continua y rápida" con el fin de llegar a un acuerdo en el marco de la Constitución, y agrega que, además, está previsto que las partes efectúen consultas para avanzar en la negociación.

Como resultado de las sanciones quedan congeladas todas las propiedades que la Dgcim pueda tener bajo jurisdicción estadounidense y se le prohíbe hacer transacciones financieras con cualquier persona que se encuentre en territorio norteamericano.

La muerte de Acosta Arévalo ha provocado una fuerte reacción de la comunidad internacional: los países del Grupo de Lima consideraron que el militar había sido "asesinado", mientras que la Unión Europea (UE) reclamó una investigación "completa e independiente" del caso.

Por el hecho dos integrantes de la DGCIM fueron acusados por homicidio, sin embargo resaltó que casos como este "es apenas la muestra más reciente de la brutalidad ejercida por un organismo conocido por el carácter violento de los métodos que emplea".

Las autoridades venezolanas enterraron este miércoles a un militar muerto bajo custodia el mes pasado, pese a la oposición de los familiares que querían realizar una autopsia independiente para demostrar que fue torturado hasta su deceso.

La semana pasada, la Naciones Unidas presentó un revelador informe que certifica la grave crisis humanitaria en Venezuela.

Reiteradas veces, el Gobierno constitucional de Caracas denunció la injerencia de Washington y sus esfuerzos para derrocar a Maduro, así como la guerra económica contra el pueblo venezolano.