Lunes, 14 Octubre, 2019

Joven iraní se inmoló tras ser detenida por entrar a estadio

Muere mujer iraní que se inmoló tras ser detenida por entrar a un estadio Una mujer iraní se inmola en protesta por la prohibición de asistir a partidos de fútbol
Montrelle Montesinos | 11 Setiembre, 2019, 01:29

Sahar Khodayari, iraní que luchó en pro de las mujeres desde hace un buen tiempo, prefirió prenderse fuego en forma de protesta para que las mujeres en Irán pudieran entrar libremente a los estadios de futbol, por lo que tras sufrir heridas graves en el 90% de su cuerpo, ha pasado a mejor vida.

La agencia de noticias semioficial Shafaqna dijo que la mujer, conocida en internet como "Blue Girl" por los colores de su equipo favorito, el Esteghlal, murió en el hospital el lunes después de haberse prendido fuego frente a un tribunal ante el temor de que fuera encarcelada durante seis meses.

La FIFA aumentó la presión sobre las autoridades iraníes para que autorizaran a las mujeres a asistir a los partidos de calificación para el Mundial 2022 y dio hasta el 31 de agosto para que se produjera un cambio o su negativa traería consecuencias.

El pasado 12 de marzo Sahar Khodayari, aficionada del Esteghlal (al que dirige Andrea Stramaccioni), entró en el estadio Azadi de Teherán vestida de hombre. Iba disfrazada de hombre, con un tocado azul en la cabeza y un largo abrigo cuando la policía la detuvo.

Su hermana concedió una entrevista a Rokna en la que confirmó lo ocurrido el día del arresto de la joven y explicó que sufría un trastorno bipolar.

Pasó una noche en la cárcel al no poder pagar su familia la fianza.

"Es muy importante entender que todavía no había un veredicto para ella", aclara el editor del servicio persa de la BBC, Ebrahim Khalili. La mujer se graduó en informática, y según medios locales la joven había intentado suicidarse cuando estudiaba en la universidad. El organismo internacional emitió un comunicado para mostrar sus condolencias "a la familia y amigos de Sahar y reiterar la llamada al Gobierno iraní para que autorice la seguridad de las mujeres que desean entrar en los estadios".

El exmediocampista del Bayern de Múnich Ali Karimi, que jugó 127 juegos para la selección iraní y ha sido un gran defensor de eliminar el veto a las mujeres, instó en un tuit a los iraníes a boicotear los estadios de fútbol para protestar por la muerte de Khodayari.

El futbolista iraní/armenio, Andranik "Ando" Teymourian, primer cristiano en capitanear la selección iraní y jugador del Esteghlal, dijo en un tuit que "en algún momento, en el futuro", uno de los grandes estadios de fútbol de Teherán llevará el nombre de Sahar.

El ministro de tecnología de la información y las comunicaciones, Mohammad Javad Azari Jahromi, describió la muerte como un "incidente amargo".