Jueves, 14 Noviembre, 2019

Papanicolau ya no será la única opción para detectar cáncer cérvicouterino

El test podría estar disponible en cinco años si los ensayos a gran escala son exitosos El test podría estar disponible en cinco años si los ensayos a gran escala son exitosos
Eleena Tovar | 08 Noviembre, 2019, 18:52

Y es que científicos de la Universidad Queen Mary de Londres, en Reino Unido, le pidieron a 600 mujeres que proporcionaran muestras de orina recabadas por ellas mismas.

Una prueba casera de orina promete ayudar a muchas más mujeres a descubrir si están en riesgo de padecer cáncer de cuello uterino, como alternativa a la prueba de Papanicolau y sin requerir una visita al ginecólogo.

"Para aquellas mujeres que encuentran difíciles los métodos actuales, incluidas las que tienen discapacidades física o traumas, puede significar un acceso a una pruebas de detección que funcionan de manera más aceptable y accesible", explicó Robert Music, director ejecutivo de otra organización británica especializada en cáncer de cuello uterino, Jo's Cervical Cancer Trust. En resumen, por vergüenza.

Esta prueba se puede realizar con orina o con una muestra de células que pueden recolectarse en pocos minutos con un hisopo vaginal.

Con esto, se analizaron a través de un test y los resultados se dieron a conocer en la Conferencia del Cáncer del Instituto Nacional de Investigación del Cáncer (NCRI).

Actualmente, el Papanicolau se realiza dentro de una clínica en donde, posteriormente, se hace la prueba del virus del papiloma humano (VPH); sin embargo, éste es un método demasiado sensible aunque su efectividad es realmente bueno cuando los casos son positivos pero se necesita una segunda prueba para descartar el VPH cuando se es propensa al cáncer.

Pero, para eso, según anticipó Nedjai, habría que repetir el estudio en una cohorte de por lo menos 10.000 mujeres antes de que el sistema de salud pública de Reino Unido dedica incorporarlo en sus recomendaciones para las mujeres de entre 25 y 64 años.

Investigadores indicaron que las usuarias podrán hacer la prueba en sus casas en incluso pedir por internet el kit y enviar las muestras de correo para ser analizadas posteriormente en el laboratorio.

El test, llamado S5, pudo distinguir de forma exitosa qué mujeres tenían lesiones precancerosas, que fueron previamente diagnosticadas de forma convencional. Las pruebas consisten en tomar muestras vaginales y de orina.

De todas formas, este examen no es tan efectivo como el clásico "pap", pero Nedjai le dijo a la BBC que "lo será pronto". "Con mejoras, llegaremos a ese punto, aseguró".

El cáncer de cuello uterino es el cuarto cáncer más frecuente en mujeres en el mundo, según los datos proporcionados por la Universidad. El cáncer de cuello uterino es un tipo de cáncer que se produce en las células del cuello del útero (la parte baja del útero que se conecta con la vagina).

En 2018, se estimaron 570 mil nuevos casos de cáncer cervical y 310 mil mujeres murieron a causa de la enfermedad.