Miércoles, 25 Noviembre, 2020

Ecuador: Misión de la ONU concluye que hubo uso desproporcionado de fuerza

Bachelet señaló que los disturbios Bachelet señaló que los disturbios"tuvieron un alto coste humano
Eleena Tovar | 01 Diciembre, 2019, 21:53

La oficina de Bachelet envió una misión a Ecuador -entre el 21 de octubre y el 8 de noviembre- para recopilar información e identificar posibles abusos durante las protestas de octubre. Estuvieron incomunicados y fueron trasladados a centros de detención no autorizados.

Según información recibida por el equipo de la ONU, al menos nueve personas murieron y 1.507 resultaron heridas, entre ellas, 435 miembros de las fuerzas de seguridad; además, hubo 1.382 detenidos durante los 11 días de disturbios sociales.

"Los disturbios del mes pasado tuvieron un alto coste humano", ha lamentado Bachelet, quien ha insistido que "las personas deberían poder expresar sus quejas sin temor a ser lesionadas o detenidas". Las críticas de la oficina de Bachelet también se extienden a parte de los manifestantes, acusados de incitar a la violencia y de ejercerla.

Tras una reciente visita realizada por una misión de Bachelet a Ecuador, la ex presidente chilena presentó un informe en el que exhortó a todos los actores en Ecuador "a entablar un diálogo para prevenir nuevos conflictos y forjar una sociedad incluyente con pleno respeto por su naturaleza multicultural".

Según la Oficina de la Alta Comisionada de ONU, víctimas y testigos denunciaron el uso reiterado por parte de las fuerzas de seguridad de gases lacrimógenos y perdigones disparados a corta distancia contra los manifestantes.

Pidió, asimismo, que se realicen investigaciones independientes, imparciales y transparentes sobre las denuncias de violaciones a los derechos humanos y abusos en Ecuador y el saqueo y la destrucción de propiedades públicas y privadas.

A pesar de que la Fiscalía y la Policía han iniciado 17 y 31 investigaciones, respectivamente, el Alto Comisionado ha instado a analizar caso por caso las circunstancias de todas las víctimas, así como a revisar los protocolos internos de las fuerzas de seguridad para verificar que cubren los criterios internacionales.

"Que haya sido excesivo o no puede investigarse, pero que se diga innecesario, que nos digan qué otro método se utiliza para controlar un disturbio un motín, acciones de desestabilización, uso de armas caseras y tratar de quebrantar el orden constitucional, realizar acciones de terrorismo, asaltar, quemar, destruir y no utilizar ninguna arma no letal, en ningún momento se emplearon armas letales, solo armas no letales, si es que hay algún otro método podrían enseñarnos, estaríamos dispuestos a recibir instrucción de cómo controlar manifestaciones, ataques, agresiones, violencias inhumanas que se desarrollaron sin utilizar a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional", precisó Jarrín.

El informe del grupo de la ONU destaca que otro patrón inquietante que encontró fue el gran número de detenciones presuntamente arbitrarias.

Bachelet insta a las autoridades a abstenerse de hacer declaraciones o emprender acciones que estigmaticen a los pueblos indígenas y a los extranjeros, así como a los periodistas y opositores políticos, para evitar exponerlos a riesgos adicionales. Se indica que durante toda la crisis se realizaron arrestos masivos y, en varios casos, se efectuaron sin pruebas concretas contra los detenidos.

Además, de acuerdo con las denuncias recogidas por la misión de la ONU en ese país, muchas de las detenciones se dieron de forma arbitraria.

"La desigualdad social y económica sigue siendo una barrera estructural para el desarrollo de vastos sectores de la sociedad, que se han sentido abandonados por generaciones y no ven perspectivas positivas para el futuro", concluyó Bachelet.