Viernes, 05 Marcha, 2021

Áñez anuló decreto que eximía a militares de responsabilidad

Salvador Romero “120 días es un tiempo muy ajustado sin embargo es suficiente El vocal aseguró que se creará una nueva página del TSE
Eleena Tovar | 01 Diciembre, 2019, 05:35

"Esta determinación ha sido tomada en consideración a que gracias a Dios y a la comprensión de todos los sectores del país hemos logrado la pacificación", explicó Áñez en una conferencia de prensa en la que estuvo acompañada por los ministros de Gobierno, Arturo Murillo, y de Defensa, Fernando López.

"Nuestro gobierno tuvo que recurrir a una medida de estas características porque enfrentó acciones violentas que nunca antes habíamos visto en nuestra historia y que nunca más quisiéramos verlas", sostuvo Áñez, quien aprobó el decreto el pasado 14 de noviembre, dos días después de declararse como presidente.

Lanchipa además informó que de las 29 víctimas fatales, 10 fallecieron como consecuencia de los enfrentamientos ocurridos el 19 de noviembre en Senkata, El Alto, donde un operativo policial militar evacuó un convoy de cisternas y camiones con gas licuado para paliar el desabastecimiento que por entonces sufría la ciudad de La Paz.

Jeanine Añez anunció la derogación del Decreto 4078, que daba inmunidad penal a los militares y policías durante su accionar en las protestas en Bolivia.

Áñez ha aprovechado la ocasión para recordar que la norma es un recurso constitucional que los gobiernos tienen a su disposición y que pueden utilizar cuando la seguridad del Estado y la ciudadanía están amenazadas por acciones de violencia.

La norma sostenía que los militares destinados al control público estaban "exentos de responsabilidad penal cuando en cumplimiento de sus funciones constitucionales" actuaran "en legítima defensa o en estado de necesidad".

El Decreto fue criticado por entidades como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), porque permitía a militares usar la fuerza sin ser pasibles a un proceso penal.

"Nos toca llegar al momento histórico de la reconciliación", concluyó la presidenta interina en un rápido discurso de unos cuatro minutos.

Asimismo, a nombre de la democracia boliviana, expresó su agradecimiento a las Fuerzas Armadas "por su decidida y oportuna participación que evitó mayores actitudes de vandalismo y confrontación" en el país.

Ni Morales ni sus seguidores reconocen a Áñez porque consideran que su estancia en el Palacio Quemado es fruto de un "golpe de Estado".