Sábado, 29 Febrero, 2020

Colombia mejora del puesto 95 al 79 en Índice de Desarrollo Humano

Falencia. El acceso a la salud es un aspecto que aún se debe mejorar Falencia. El acceso a la salud es un aspecto que aún se debe mejorar de acuerdo con el informe de las Naciones Unidas
Eleena Tovar | 10 Diciembre, 2019, 16:43

La Argentina se ubica en el puesto 48 en el ranking del Índice de Desarrollo Humano (IDH) que elabora anualmente el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), manteniéndose en el segundo lugar del listado regional solo por debajo de Chile.

"El acceso a la salud, la educación, las nuevas tecnologías, las zonas verdes y los espacios sin contaminación representa cada vez más un indicador del modo en que se distribuyen las oportunidades y el bienestar entre los diferentes grupos de personas e incluso entre los países", afirmó Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Según esa medida, Chile es el país más avanzado de la región al ocupar el puesto 42 de un total de 189 países analizados.

Cuba se ubica por detrás de Panamá (67) y Costa Rica (68) y por delante de México (76), Brasil (79), Perú (82) y Ecuador (85), países a los que, paradójicamente, los cubanos han emigrado sobre todo en los últimos años.

En ese mismo periodo, los años esperados de escolaridad ascendieron en 0,3 años y los años promedio de escolaridad en 1,6 años. Los datos muestran un desempeño positivo y sostenido del desarrollo humano en el tiempo debido, fundamentalmente, a las mejoras registradas en los ingresos y en la esperanza de vida al nacer.

De todos modos, y al igual que ocurre con la mayoría de los países del mundo, cuando el valor del IDH se ajusta por desiguadad (es decir, se miden las diferencias de las tres dimensiones anteriores según las poblaciones por nivel socioeconómico), el índice de la Argentina baja a 0,714, un 14% menos que el valor original.

Además es la región que experimenta la mayor pérdida en desarrollo humano por concepto de desigualdad de ingreso, donde Haití, Guatemala y Honduras son los que más pierden y Uruguay, la Argentina y Jamaica, los que menos.

Rodríguez también enfatizó en la necesidad de acoger las recomendaciones del Pnud en transformaciones generacionales como la educación pertinente, que garantice que los jóvenes se incluyan al mercado laboral modificando las condiciones económicas actuales de sus familias. En tanto en el área urbana, el 26% en pobreza moderada y el 7,2% en pobreza extrema. "Reducir las desigualdades en los servicios de suministro de agua y saneamiento, en los servicios de salud, en la cobertura de los esquemas de protección social, en la calidad de los empleos, en la resiliencia climática y en los aspectos de género, requiere de una reflexión profunda que permita diseñar una nueva arquitectura de políticas públicas diferenciadas para los contextos urbanos y rurales", refiere el informe.

Con el informe se demuestra que aún hay brechas significativas en desarrollo humano de Bolivia.

Destaca que el silencio por la violencia y abuso hacia las mujeres se está rompiendo, pero aún no ha pasado lo mismo con el techo de cristal que evita su progreso.