Sábado, 29 Febrero, 2020

EEUU elimina designación de China como país "manipulador de divisas"

El viceprimer ministro chino Liu He en un encuentro anterior con Donald Trump en la Casa Blanca./Reuters El viceprimer ministro chino Liu He en un encuentro anterior con Donald Trump en la Casa Blanca. Reuters
Manuel Armenta | 14 Enero, 2020, 08:39

A solo dos días de que el presidente Donald Trump firme el llamado acuerdo de "fase uno", el departamento del Tesoro dijo que el yuan se fortaleció y que ya no puede considerarse que Pekin manipule su moneda.

En ese mes, Pekín dejó caer el yuan a menos de 7 dólares lo cual deterioró la competitividad estadounidense, sacudió a los mercados y enfureció a Trump. "Esos pasos dejaron al renminbi en su nivel más débil frente al dólar en 11 años", dijo el Tesoro en su informe. Llegó a 6,93 por dólar y el Tesoro indicó que el acuerdo que se firmará el miércoles toma en cuenta los aspectos cambiarios.

"China ha llevado a cabo compromisos verificables para evitar devaluaciones competitivas, a la vez que promoverá transparencia y responsabilidad", afirmó el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, en un comunicado.

La manipulación de la moneda ocurre cuando un país reduce artificialmente el valor de su dinero para hacer que sus bienes y servicios sean más baratos en el mercado mundial, lo que le da una ventaja injusta sobre sus competidores.China siempre ha negado la práctica.

Sin embargo, muchos economistas cuestionan que se ubique a China como manipulador de su moneda. "Para empezar, China no debería haber sido designada así" dijo en Twitter, Mark Sobel, un ex funcionario del Tesoro. "La designación es un acto político flagrante/descarado", aseguró.

Indicó que la fase uno del acuerdo es relevante y conducirá a un mayor crecimiento económico y oportunidades para los trabajadores y empresas estadounidenses.

El viceprimer ministro de China, Liu He, principal negociador de Pekín, llegó el lunes a Washington para firmar.

El comercio bilateral se situó el pasado año unos 541.220 millones de dólares, un 14,6% por debajo del resultado de 2018, según las cifras que la Administración General china de Aduanas.

Las negociaciones entre ambas partes han sufrido varios sobresaltos, con informaciones contradictorias y críticas veladas, desde que en octubre se anunció un principio de acuerdo.