Martes, 18 Febrero, 2020

Lula da Silva irá al Vaticano y será recibido por el papa

El papa Francisco cierra la puerta a que hombres casados sean ordenados sacerdotes en el Amazonas El papa Francisco cierra la puerta a que hombres casados sean ordenados sacerdotes en el Amazonas Leer más
Eleena Tovar | 14 Febrero, 2020, 02:22

En un enorme gesto de respaldo del Pontífice, el papa Francisco y el dos veces mandatario de Brasil Luis Inácio Lula da Silva se reunieron hoy en el Vaticano para hablar de "un mundo más justo y fraterno".

Fue una referencia a las frecuentes declaraciones de Lula y otros líderes brasileños de que "Dios es brasileño".

Lula da Silva, que se encuentra desde ayer miércoles en Roma, entró en el Vaticano a bordo de un monovolumen gris por la Puerta del Perugino, que da acceso a la residencia del pontífice, Casa Santa Marta, donde tiene sus reuniones más informales, alejadas del protocolo de palacio.

El Partido de los Trabajadores (PT) brasileño, la formación que fundó Lula, adelantó en un comunicado que entre los temas que abordarían estarían la lucha contra el hambre o las desigualdades.

La reunión entre Jorge Bergoglio y Lula se dio luego de una gestión de Fernández durante su encuentro con el Papa del pasado 31 de enero, según explicó a la prensa el mandatario argentino.

De hecho, el ex presidente brasileño pidió aplazar una audiencia judicial para poder viajar al Vaticano, a la que el tribunal de Brasilia ha dado el visto bueno. La justicia le devolvió el pasaporte que le tenía retenido y aceptó posponer la convocatoria hasta el día 19 de este mes. En esta ocasión, el expresidente brasileño quiso agradecer al Pontífice la "solidaridad" que mostró con él en "su momento difícil", la cárcel. Allí tuiteó: "Un encuentro con el Papa Francisco para conversar sobre un mundo más justo y fraterno".

Condenado a 8 años y 10 meses de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero, el exgobernante izquierdista de 74 años, fue excarcelado en noviembre gracias a una modificación de las normativas, después de haber estado preso en Curitiba (sur) durante un año y medio. En este documento papal, con el que Lula coincide y que ya ha levantado la ira de su rival político, el presidente Jair Bolsonaro, Francisco analiza las cuestiones medioambientales, culturales, sociales y políticas que ponen en peligro y oprimen a los pueblos de la Amazonia.

Bolsonaro, quien ha insistido que la Amazonía es brasileña, afirmó: "Coincidentemente, el embajador argentino estaba aquí".