Viernes, 10 Julio, 2020

Autoridad Palestina rechaza anexión y rompe acuerdos con Israel

Imagen principal Una vista general muestra unos asentamientos israelíes en Cisjordania ocupada 27 de enero de 2020 Imagen principal Una vista general muestra unos asentamientos israelíes en Cisjordania ocupada 27 de enero de 2020
Eleena Tovar | 22 May, 2020, 12:52

En este sentido, el primer ministro palestino dio orden en la noche del miércoles al Gobierno para que empiece "inmediatamente" a trabajar para aplicar la decisión, anunciada a última hora del martes por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

Así, ha agregado que Israel "está violando el Derecho Internacional y todos los acuerdos firmados, ya sean políticos, económicos, legales o de seguridad", en lo que ha descrito como "parte de la destrucción sistemática de cualquier oportunidad para el establecimiento del Estado palestino".

Israel, señaló, tendrá ahora que "asumir responsabilidades ante la comunidad internacional como la potencia de ocupación".

Las declaraciones tienen lugar en un momento de tensión, con el avance de los planes israelíes de anexionarse parte del territorio ocupado de Cisjordania, posibilidad que contempla el plan de paz propuesto por Washington el pasado enero.

Teniendo en cuenta que la anexión es una prioridad para este gobierno, lo que significa que anuló el Acuerdo de Oslo, la Organización para la Liberación de Palestina y el Estado de Palestina, o la AP, quedan libres de todos los pactos con las administraciones estadounidense e israelí, enfatizó Abbas. Estas advertencias chocan con la firme determinación del nuevo gobierno de unidad que lidera Benjamín Netanyahu, deseoso de extender la soberanía israelí a esa zona, que Conforme el derecho internacional, está ocupada. Los palestinos reclaman los tres territorios para un estado futuro, pero el plan de Trump les dejaría con enclaves aislados rodeados por territorio israelí. La solución de dos estados sigue estando ampliamente considerada como la única forma de resolver el conflicto iniciado hace décadas.

Las autoridades palestinas han dejado claro que el pueblo palestino no va a quedarse de brazos cruzados ante los crímenes de Israel y plantará cara a los planes del nuevo ejecutivo de coalición israelí. Una de las consecuencias de este trabajo conjunto es la anulación de la amenaza de Hamás, facción palestina islamista rival de Abás, en Cisjordania. Desmantelarla supondría un caos y dejaría a decenas de miles de funcionarios sin empleo.

Abás siempre se ha opuesto al uso de la violencia, de modo que es probable que las fuerzas palestinas de seguridad sigan actuando contra grupos armaos, aunque sea sin coordinación formal con Israel.