Пятница, 10 Июля, 2020

Trotta sumó rosca a la propuesta de Vallejos de que el …

El ministro de Trabajo se refiri El ministro de Trabajo se refirió a la propuesta de la diputada kirchnerista
Eleena Tovar | 22 Мая, 2020, 13:22

Ahora planteó un debate mucho más que interesante respecto a las ayudas que las grandes empresas reciben por parte del Estado cuando tienen desajustes impositivos o se vincularon a la fuga de divisas en los últimos años.

En un hilo de Twitter, la diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, Fernanda Vallejos, sugirió, como recurso para mitigar el impacto de la crisis que desató la pandemia del coronavirus, que el estado tenga participación en el capital de las empresas a las que rescata. "El dinero es de la gente, no son los dueños del país", dijo Patricia Bullrich en Twitter.

Con un grupo de legisladores voy a presentar la prohibición de condicionar la ayuda estatal a la participación accionaria del Gobierno.

Intentando bajarle el tono a la polémica que se desató por su iniciativa, Vallejos aclaró que se trató de "un tuit que ni siquiera es una idea que inventé yo".

"Prohíbase que las ayudas, beneficios, subsidios y/o aportes que disponga el Poder Ejecutivo Nacional, en el marco de la emergencia establecida por la pandemia del Covid 19, en favor de empresas cualquiera sea su tipo, clasificación y/o denominación social, sea condicionada a la adquisición de parte del capital social de las mismas o participación en sus directorios", reza la iniciativa de tan solo dos artículos. "No para las pymes que en esos casos seguirían siendo asistidas".

Por último, Vallejos rechazó las críticas que recibió su idea: "He leído y escuchado barbaridades que no tienen ningún sentido".

"El Estado involucrándose en los planes de negocios de las empresas y quedándose con parte de sus acciones a cambio de ayuda, es atentar contra el derecho de propiedad, una confiscación de bienes encubierta", aseguró el legislador mendocino. "Es un mecanismo usual que las empresas modernas utilizan para conseguir capitales", indicó en declaraciones a América.

Pero los empresarios insisten en que la ayuda que están recibiendo es para pagar sueldos que "se depositan directamente en las cuentas bancarias de los empleados, no de las compañías". Además, diferenciaron la situación con la de empresas europeas, porque los gobiernos tuvieron que salir en su rescate con aportes muy importantes de dinero.