Sábado, 11 Julio, 2020

Suman 12.245 las personas contagiadas con Covid-19 en Bolivia

Suman 12.245 las personas contagiadas con Covid-19 en Bolivia Se registran 630 nuevos casos con COVID-19 y 27 muertos en Bolivia
Eleena Tovar | 07 Junio, 2020, 02:09

"Con relación a la curva de contagios y a las proyecciones que, en este tiempo se están dando, se espera que, hasta fines del mes de julio, estaríamos llegando aproximadamente a los 100.000 casos de contagios de esta enfermedad", declaró en conferencia de prensa este sábado la ministra de Salud, Eidy Roca.

Recalcó que en los departamentos con bajo nivel de contagios deberían intensificarse los controles de ingreso y salida al interior de los municipios y adoptar las medidas de bioseguridad, distanciamiento físico y lavado de manos.

Hasta anoche en el último reporte sobre la situación de Covid-19 en Bolivia, los casos confirmados alcanzaron los 12.728 casos positivos, 427 personas fallecidas.

Rocas especificó que el mayor índice de infectados oscila entre la población de entre 20 y 49 años de edad, mientras que existen más número de fallecidos en personas por encima de los 60 años.

Sin embargo, resaltó que las tasas de incidencia y letalidad del covid-19 están por debajo de las que registran los países vecinos. Bajo el principio de solidaridad y desprendimiento convocó a los médicos, enfermeras, porque "faltan manos para cubrir las necesidades que hay en todo lugar, para visitar casa por casa para sensibilizar y evitar el contagio".

Brigadas médicas fueron desplazadas a las zonas de mayor riesgo para detectar casa por casa los casos de sospecha, mientras que se dispuso un confinamiento más estricto en ciertaa zonas.

La escalada de la epidemia se da en circunstancias en que Bolivia requiere con urgencia equipos médicos, insumos y kits de pruebas. Ese negocio involucra a ex autoridades de Salud, entre ellos, el anterior ministro, Marcelo Navajas.

Su adquisición quedó frenada tras el escándalo por la compra irregular de aparatos de respiración para contagiados por coronavirus, los cuales no eran adecuados para las unidades de terapia intensiva.