Sábado, 24 Octubre, 2020

Mujer es condenada a cadena perpetua tras asesinar a su amante — Argentina

La mujer recibió la asistencia de manera digital La mujer recibió la asistencia de manera digital
Eleena Tovar | 31 Julio, 2020, 06:38

El juicio oral y público se inició el 21 de julio, en los tribunales de Río Cuarto.

La información, suministrada por la Justicia local, detalla que Maricel Angiolini fue condenada por los delitos de 'privación ilegítima de la libertad y homicidio calificado por el vínculo', en contra del camionero Juan Carlos Romero.

A pesar de haber llegado ayer la condena de prisión perpetua para Angiolini, no se determinó que hayan intervenido otros participantes en el crimen: las dudas surgen porque la mujer tiene apenas 1,50 metro de altura y pesa 45 kilos, una contextura que difícilmente le permita arrastrar el cuerpo de Romero y arrojarlo en el pozo donde fue hallado. Sin embargo, la relación se hizo tormentosa hasta el punto de que dopaba al hombre para retenerlo el mayor tiempo posible, según indicaron amigos de la víctima.

Tras la denuncia de la desaparición de Romero por parte de su familia residente en Casilda, y los testimonios de quienes lo vieron subir al Volkswagen Suran gris de Angiolini, la investigación llevó hasta la casa de la mujer.

El fiscal a cargo del caso, Daniel Vaudagna, precisó que el móvil del asesinato fue "presuntamente por resentimiento o despecho" y dio a conocer que Angiolini secuestró al hombre de transportes entre 15 a 20 días y que lo había drogado varias veces con recetas falsas de farmacias.

PUEDES VER Murió "Buddy", el primer perro que dio positivo a la COVID-19 en EE. "Pero la situación se tornó especial cuando la pareja del hombre recibió un mensaje en que el propio camionero cortaba su relación y le decía que se quedaría con su amante: "'Mongui', no me molestes más porque yo no tengo nada con vos. "A la única que quiero es a 'Mari". Pero, ella relata que Romero acostumbraba a enviar audios y si escribía, tenía una ortografía perfecta, hechos vitales para saber que no era él.

En el caso de los testigos, algunos declararon de manera presencial y otros por videoconferencia.