Sábado, 24 Octubre, 2020

Serán hasta 7 millones de casos de COVID-19 en México

Eleena Tovar | 31 Julio, 2020, 03:38

De acuerdo con las cifras del gobierno de México, una de cada nueve personas diagnosticadas con la enfermedad en México muere.

De acuerdo con una entrevista realizada por la agencia Bloomberg para el diario El Financiero, Amesh A. Adalja, especialista en enfermedades infecciosas del Centro John Hopkins para la Seguridad de la Salud, los datos disponibles sobre la pandemia en México, con más de 45 mil muertos y 400 mil casos, harían suponer que la enfermedad ha sido más mortal en el país que en otras naciones.

Sobre este punto, advierte que es posible que dadas las proporciones de mortalidad que se presentan en México es posible que haya un registro menor del número de infecciones.

Si esta proporción se aplica a las cifras de mortalidad de México, entonces el recuento real de casos puede estar más cerca de 7.1 millones, aunque muchos de ellos probablemente son casos leves o asintomáticos, pero aún podrían ser contagiosos. "Si no están realizando pruebas, rastreando y aislando, tendrán cadenas de transmisión que recaerán en personas vulnerables y tendrán mayores hospitalizaciones y muertes", alertó.

De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins, más de 667 mil personas han perdido la vida en el mundo por el COVID-19, mientras que más 17 millones se han contagiado.

Durante la conferencia del 25 de julio, las autoridades sanitarias dieron a conocer un estudio en el que analizaron la tasa de mortalidad en 20 de los 32 estados de México, en el cual encontraron que entre marzo y junio hubo un exceso de muertes. En total se contabilizaron 71.315 defunciones, 55% más de lo esperado según el registro de años anteriores.

Desde el inicio de la pandemia, Hugo López Gatell, Secretario de Promoción de la Salud, explicó que en el país no se apostaría por la aplicación de pruebas masivas, porque no era algo recomendado por la Organización Mundial de la Salud, y que serían aplicadas únicamente a los pacientes con síntomas severos de la enfermedad. Según un reportaje de Animal Político, el resultado de las pruebas de diagnóstico de COVID-19 podría tardar hasta un mes.