Sábado, 05 Diciembre, 2020

Tráfico aéreo mundial podría volver a la normalidad hasta 2024

IATA estima que tráfico aéreo tardará hasta 2024 para volver al nivel normal La recuperación del turismo se retrasa con las fronteras cerradas
Eleena Tovar | 31 Julio, 2020, 03:39

De acuerdo a la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, según sus siglas en inglés), el nivel de flujo de pasajeros previo a la pandemia no se recuperará hasta 2024, publicó la agencia Reuters.

"El tráfico mundial de pasajeros no volverá a los niveles pre-Covid-19 hasta 2024, un año más tarde de lo previsto anteriormente", señaló este martes Alexandre de Juniac, director general de la asociación. La recuperación del número de vuelos fue más lento de lo previsto en mayo y junio, añadió, y el segundo semestre seguirá la misma tendencia. La mejora que hemos visto ha sido en los vuelos domésticos. La confianza del consumidor está deprimida y la decisión del Reino Unido de imponer una cuarentena general a todos los viajeros que regresan de España no la ayuda.

Las persistentes limitaciones a los viajes y las nuevas restricciones en algunos mercados también están pesando sobre las perspectivas a corto plazo, dijo la IATA, reduciendo su previsión de número de pasajeros para 2020 hasta un descenso del 55 por ciento, superior a la caída del 46 por ciento prevista en abril.

Si bien es cierto que la industria está experimentando un repunte desde el derrumbe en abril con los cierres definitivos de casi todo el mundo, ese aumento de la actividad "apenas es visible", dijo jefe de IATA, Brian Pearce, en una charla virtual con periodistas. "Todo esto apunta a un período de recuperación más largo y más dolor para la industria y la economía global", agregó.

"Las proyecciones dependen mucho de la manera como los países controlan el virus", alertó Pearce.

La situación es particulamente sombría "para los viajes transatlánticos", en los que no se está produciendo una reapertura masiva de vuelos.

La organización, que agrupa a 290 aerolíneas, estima que el sector perderá 419.000 millones de dólares durante este año, lo que supone la caída de -al menos- la mitad del volumen del negocio promedio.