Miércoles, 30 Setiembre, 2020

Trudeau lucha para que un escándalo ético no hunda su gobierno

En la imagen el primer ministro de Canadá Justin Trudeau En la imagen el primer ministro de Canadá Justin Trudeau
Eleena Tovar | 31 Julio, 2020, 13:05

Casi dos de cada cinco canadienses cree que el escándalo que involucra al primer ministro, Justin Trudeau, y la decisión de su Gobierno de otorgar un contrato única a la organización WE Charity justifica una investigación criminal, reveló una encuesta del Instituto Angus Reid. Trudeau, que ha reconocido que debería haberse recusado de la Resolución para conceder a WE Charity el acuerdo para la administración de un programa de 900 millones de dólares canadienses (670 millones de dólares estadounidenses), defendió una y otra vez que la organización no recibió un trato favorable por su relación con su familia. "Cuando supe que WE Charity era la organización recomendada, A mí me resistí", aseveró.

Trudeau volvió a entonar un "mea culpa" pero no por el supuesto conflicto de intereses en el que incurrió sino por la "percepción".

Trudeau rechazó que la situación pueda definirse como un conflicto de intereses: "No estaba en una posición de conflicto de intereses".

Y añadió: "Sí, ahora me doy cuenta que me debería haber recusado".

El episodio habría comenzado luego de que el gobierno canadiense eligiera a la organización WE Charity, famosa por sus conferencia llamadas WE Day, para que sea la encargada de administrar un nuevo programa de becas, cuyo propósito es ayudar a aquellos estudiantes afectados por el desplome económico. Pero medios de comunicación han señalado que la cifra en total puede rondar los 300.000 dólares canadienses, unos 224.000 dólares estadounidenses.

La comparecencia de Trudeau, inusual en el planeta burócrata canadiense que un 1er ministro comparezca ante comités parlamentarios Porque no tienen la capacidad de forzar su protagonismo, en vez de apaciguar la tormenta que se inició hace cuatro semanas, agitó aún más las aguas.

Según Infobae, Trudeau, que está siendo investigado por el Comisario de ética sobre su papel en ese aparente conflicto de interés, se presenta durante una hora esta tarde para ser escuchado por la Comisión de Finanzas de la Cámara de los Comunes.

La creciente dimensión de un escándalo de presunto tráfico de influencias y corrupción tiene al gobierno del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, no sólo dando explicaciones sino que la oposición está pidiendo su renuncia, en tanto que la justicia podría procesarlo penalmente.

Pero, lo cual es más importante, las encuestas señalan que el escándalo está empezando a minar su apoyo entre los electores.

A pesar de que en las encuestas los liberales federales de Trudeau todavía tienen una ligera ventaja sobre sus oponentes conservadores, pero sondeos de opinión sugieren que la controversia les está pasando factura y el apoyo al partido Liberal Nacional ha caído desde que la noticia salió a la luz, al igual que el índice de aprobación del mandatario. Según los información de Abacus, un 34% de los encuestados están dispuestos a votar a los liberales de Trudeau, al tiempo que un 30 % apoya a los conservadores y un 17% al NPD.

Y los que aprueban la gestión del gobiernode Trudeau han pasado del 58 por ciento el 20 de mayo al 44 por ciento el 20 de julio.