Lunes, 26 Octubre, 2020

Batalla campal tras la picada fatal en Laferrere

Laferrere: Un niño de seis años murió tras ser atropellado en una picada mortal Un niño de seis años fue asesinado en una picada de autos: las desgarradoras palabras de su tío
Montrelle Montesinos | 15 Setiembre, 2020, 17:18

Luego de que la Justicia detuviera a dos sospechosos acusados por homicidio simple, la familia del nene convocó a una marcha en el lugar donde ocurrió su muerte para reclamar justicia. Estaba contento, estábamos contentos.

"Cualquiera que haya pasado por ahí o a los vecinos que tengan cámaras de seguridad apuntando a la ruta, les pedimos por favor que nos ayuden para que haya justicia", pidió Julio, hermano de Luciano, quien resumió: "Lo de Tahiel nos mató a todos".

Nahuel Olivera, de 22 años, que manejaba el Corsa, perdió el control del auto y chocó contra un Volkwagen Fox, que por efecto cadena terminó embistiendo a Taiel.

El Volkswagen Fox nada tenía que ver con la picada: a bordo iba una mujer de 49 años que venía respetando el sentido de circulación, por el carril lento y sin incumplir ninguna norma. A la altura del kilómetro 30 de la ruta provincial 21, en el cruce con la calle Soldado Sosa, esperaban que el semáforo les permitiera cruzar. El chico perdió la vida inmediatamente y quedó tendido en la calle. Tras el impacto, la peor parte se la llevó el menor, que falleció en el acto, mientras que sus padres quedaron gravemente heridos. Olivera, en cambio, se quedó en el lugar en estado de shock por lo que había sucedido.

Los conductores del Bora y del Vento se dieron a la fuga. Así un grupo de personas que observaron el hecho comenzaron a arrojarle elementos contundentes a los vehículos que habían chocado.

Tras el fatal hecho, el personal policial detuvo a dos de los conductores.

El conductor del Corsa fue detenido, pero el del Vento se fugó y la policía logró detenerlo hoy, tras identificar el vehículo en las cámaras de seguridad de la zona. Actualmente, éste hombre se encuentra prófugo de la Justicia tras escapar. Por lo pronto, Olivera permanecerá detenido en la Comisaría Nº 18 de Altos de Laferrere, y se espera la declaración de Escribanti. En tanto, la mujer que conducía el VW Fox y que embistió a la familia Contreras accidentalmente, que también se encontraba detenida, podría recuperar la libertad en el transcurso del día. Además, la familia del niño expresó que "buscan testigos que se puedan acercar a la fiscalía para terminar de esclarecer el hecho". No está claro cuántos estaban participando de la carrera, pero lo cierto es que "se tocaron" a alta velocidad.

Contó que su Chevrolet Corsa "estaba preparado" para correr pero negó haber estado corriendo una picada al momento del accidente.