Lunes, 26 Octubre, 2020

DGT: nueva campaña de control contra las distracciones al volante

Un conductor usa el móvil al volante La Policía Local de León inicia este lunes una campaña de control de distracciones al volante
Montrelle Montesinos | 15 Setiembre, 2020, 14:36

La Policía Local de León pone en marcha este lunes una campaña de vigilancia y control de distracciones al volantes, en colaboración con la Dirección General de Tráfico (DGT), según avanzaron fuentes del Ayuntamiento de la capital provincial.

Los tipos de accidentes más comunes causados por las distracciones fueron las salidas de vía, los choques frontales, los golpes con el vehículo precedente y los atropellos. Esta campaña, que forma parte del calendario anual de actuaciones especiales previstas por la Organización Internacional de Policías de Tráfico, se desarrolla a la vez en diferentes países europeos. Por ello, la DGT insiste en usar solo el móvil para emergencias y con el coche parado.

También recomienda activar el "modo coche" en aquellos dispositivos que lo incluyan.

-Radio/MP3: Manejarlos nos distrae, son aconsejables los sistemas que se manejan directamente desde el volante.

A través de esta iniciativa, los responsables municipales buscan disuadir a los conductores de usar el teléfono móvil al volante, una de las principales causas que provocan que los conductores se distraigan y que multiplica por cuatro el riesgo de accidente, equiparándolo al de conducir bajo los efectos del alcohol. A una velocidad de 100 km/h, en ese tiempo habremos recorrido 113 metros.

Existen otra serie de factores menos conocidos que provocan las temidas distracciones al volante, tales como el sueño y la fatiga.

-Fumar y conducir: encender un cigarrillo se tarda una media de 4 segundos. Y es que la Ley de Seguridad Vial considera infracción grave conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción. Se trata de infracciones que suponen una sanción económica de 200 euros y conlleva la pérdida de 3 puntos. Fumar mientras se conduce multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente.