Viernes, 18 Setiembre, 2020

Ana Brenda Contreras habla de la fuerte depresión que enfrentó

Ana Brenda Contreras Más Ana Brenda Contreras Más
Tobias Pedroso | 16 Setiembre, 2020, 01:54

Yo ya había empezado a desarrollar nerviosismo y ataques de ansiedad desde el terremoto de la Ciudad de México.

Igualmente la actriz resaltó que ella no es médico, sino psicólogo, que todo lo que ha mencionado desde sus experiencias y si alguien se siente de alguna manera con depresión o ansiedad lo más recomendable es asistir a un profesional y pedir ayuda.

La estrella de telenovelas como "Corazón indomable", "La que no podía amar" y "Dynasty" confesó: "Yo viví varias cosas pegadas, viví procesos que se volvieron muy públicos, desde la cancelación de una boda". Ahí empecé a desarrollar este sentimiento de 'me voy a morir', una carga en el pecho. "Un mal día, el peor día de todos, te hablan y te dicen: 'Vente porque tu papá está muy enfermo'", explicó. Yo siempre he sido un poquito muy brujita para las cosas. Cuando me fui de aquí yo sentía que no iba a poder despedirme de ciertas personas. "Todo tu mundo se derrumba".

Dicen que las tres peores cosas que puedes vivir en la vida o que son más fuertes para un ser humano son terminar una relación, la muerte de un familiar y una mudanza, entonces yo viví las tres en poquito tiempo, y no sabía cómo lidiar con ellas. "Me acuerdo que hacía rondas a las dos o tres de la mañana porque dormir era imposible", recordó sobre aquellos días que impactaron a miles de personas tanto como a ella. "Yo sentí que me habían matado a mi niña interior, está sola, claro que estaba triste y claro que lloraba todos los días, me atrevo a decir que sigo llorando todos los días." expresó Ana Brenda. Grabó "Por amar sin ley" y luego se mudó a Atlanta para grabar la telenovela en inglés "Dynasty".

A ese duro golpe se sumó su ruptura con el también actor español Iván Sánchez, lo que intentó sobrellevar enfocándose en el trabajo, lo que no le permitió llevar su duelo como hubiese deseado. "A todo esto, empecé a desarrollar el intestino irritable a raíz del estrés".

"Temí por mi vida, temí por mi seguridad", confiesa. "Pedí ayuda, fui con un doctor, con un siquiatra". La meditación y el ejercicio también la ayudaron mucho a vencer los ataques de pánico, asegura.

"Hay que tratarnos, hay que hablarlo, y no eres el único, no estás solo, no es normal, platícalo y busca ayuda de profesional y todo va a estar bien", concluyó.