Viernes, 18 Setiembre, 2020

Primera imagen de Navalny tras salir del coma

Suecia y Francia confirman el envenenamiento de Navalni Alexei Navalni con su mujer Julia en un acto en Rusia
Eleena Tovar | 16 Setiembre, 2020, 10:53

El opositor ruso Alexei Navalni se mostró este martes a través de su cuenta en Instagram con una foto en la que se le ve en el hospital universitario de La Charité de Berlín en compañía de su familia y con un mensaje en el que informa de la mejoría de su estado de salud.

"Hola, soy Navalny. Los extraño a todos", escribió en el pie de foto a sus seguidores de Instagram. Me gustó mucho. Es un proceso notable que muchos subestiman. "Lo recomiendo", bromeó Navalni, refiriéndose al hecho de respirar.

Navalny ha sido durante años uno de los más activos opositores al poder de Putin en Rusia.

En una llamada a su homólogo alemán, Heiko Maas, aseguró también que no quería que el envenenamiento del opositor más férreo al Kremlin "se politizara aún más". Pero la fiscalía alemana ya indicó que el dosier médico de Navalni solo podrá ser enviado a Rusia con la autorización del paciente.

Navalny, de 44 años está internado desde el 22 de agosto, dos días después de que supuestamente fue envenenado en territorio ruso.

Al ser preguntado sobre el tema, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, rechazó una posible reunión entre el presidente ruso y Navalny si este retorna a su país.

Los análisis que se le han realizado a Navalni en Alemania, primero en La Charité y luego en un laboratorio especializado del ejercito alemán, han llevado a la conclusión de que el opositor ruso fue envenenado con la sustancia tóxica del grupo Novichok. Dos laboratorios, uno francés y otro sueco, anunciaron ayer que coinciden con las conclusiones alemanas respecto a que el envenenamiento se produjo con el neurotóxico ruso.

Francia ha apoyado desde el principio de la crisis el duro tono de su aliada Alemania, que ha advertido que la sospecha de envenenamiento recaerá sobre el Estado ruso si Moscú no explica lo sucedido.

Según sus partidarios, Navalni fue envenenado al final de un viaje a Siberia dedicado a la campaña electoral de sus candidatos a las elecciones locales del 13 de septiembre y a investigaciones sobre la corrupción de las élites.

Hasta ahora Moscú se niega a abrir una investigación penal sobre el caso, ya que los médicos rusos afirman no haber identificado ninguna sustancia tóxica en su organismo cuando Navalni fue hospitalizado en Siberia.

Excluido de la escena política y mediática nacional, el opositor dispone de un público muy amplio en las redes sociales y entre los jóvenes, en particular gracias a sus investigaciones contra el entorno de Vladimir Putin. Por lo tanto, Rusia pone en duda la veracidad de los análisis alemanes y los ve como una excusa de la Unión Europea (UE) para amenazar a Rusia con nuevas sanciones.

El hospital ruso en el que primero fue atendido no confirmó la intoxicación de Navalny, pero las pruebas realizadas en Alemania han revelado la presencia del Novichok, que también estuvo presente en el ataque contra el ex espía ruso Sergei Skhipal en Reino Unido en 2018.