Domingo, 28 Febrero, 2021

China podría aplicar vacunas contra el coronavirus en noviembre

Vacunas de China para Covid-19 estarán listas en noviembre china afirma que su vacuna contra el coronavirus podria estar disponible en noviembre
Eleena Tovar | 18 Setiembre, 2020, 06:45

La especialista también resaltó que cinco de las nueve vacunas que han alcanzado la tercera fase de pruebas clínicas a nivel mundial son desarrolladas por China, ante lo que aseguró que la nación está "liderando" la carrera por descubrirla.

La proyección llega en medio de los dichos del martes del presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre que una vacuna contra el coronavirus podría estar lista dentro cuatro semanas, lo que ha provocado tanto esperanza como alarma. Así lo afirmó el principal experto en bioseguridad del Centro para el control de enfermedades a la Televisión Central de China.

Algunas de las vacunas candidatas chinas han sido ofrecidas a trabajadores esenciales en el marco de un programa de utilización de emergencia.

Wu Guizhen no dio detalles concretos sobre a cual fórmula se refería, pero indicó que una de las vacunas en las que trabajan las farmacéuticas asiáticas están mostrando un progreso rápido.

Destacó que actualmente el antígeno se encuentra en fase 3 de pruebas, por lo que su uso podría ser autorizado hacia finales de año.

El funcionario añadió que él mismo se había vacunado en abril y que se ha sentido bien durante los últimos meses, sin especificar más datos sobre la vacuna.

Un portavoz de Sinovac dijo hace poco a la AFP que "decenas de miles" de personas se habían vacunado con su candidata de manera voluntaria, de las cuales entre 2,000 y 3,000 son empleados de la compañía y sus familiares.

Una cuarta vacuna que desarrolla CanSino Biologics fue aprobada para su uso por el Ejército chino en junio.

Mientras aumenta la preocupación de que el Gobierno de Estados Unidos intente aprobar una vacuna para uso público antes de las elecciones presidenciales de principios de noviembre, los principales laboratorios farmacéuticos del hemisferio occidental firmaron un compromiso para no presentar sus vacunas experimentales para aprobación regulatoria antes de demostrar su seguridad en ensayos de fase final.