Miércoles, 04 Agosto, 2021

Una exmodelo acusa a Donald Trump de agresión sexual en 1997

Escándalo: famosa ex modelo denunció por agresión sexual a Donald Trump Exmodelo denunció haber sido abusada por Trump
Eleena Tovar | 18 Setiembre, 2020, 07:02

En plena campaña para la reelección, la exmodelo estadounidense Amy Dorris acusó al presidente de Estados Unidos de haberla agredido sexualmente en septiembre de 1997, durante el torneo de tenis US Open de Nueva York, según publicó el diario The Guardian.

Dorris, que tenía 24 años en ese momento, dijo al periódico que se sentía "enferma" y "violada".

"Me metió la lengua hasta la garganta, yo le empujaba", dice la víctima, quien añade que después su agresor comenzó a tocarle "el culo, los pechos, la espalda, todo".

La mujer proporcionó pruebas de su visita al torneo de tenis y de su encuentro con Trump, quien en ese entonces casado con su segunda esposa, Marla Maples.

La ex modelo y actriz viven actualmente en Florida, afirmó que "no podía salir de él (de Trump)", agregando que "no sé cómo se llama eso, cuando estás metiendo la lengua en la garganta de alguien".

"Su relato también fue corroborado por varias personas a las que confió sobre el incidente".

Amy Dorris contó al diario británico The Guardian que el republicano la besó y tocó sin su consentimiento, unas acusaciones desmentidas por los abogados del mandatario al mismo medio de comunicación.

La exmodelo dijo que estuvo a punto de denunciar públicamente a Trump en 2016 cuando varias mujeres acusaron al entonces candidato a presidente de hechos similares, pero quiso proteger a su familia.

"Prefiero ser un modelo a seguir. Quiero que vean que no me quedé callada, que me enfrenté a alguien que hizo algo inaceptable".

La mujer afirma que estaba en el evento junto a su pareja de ese entonces, Jason Binn, fundador de revistas de moda y estilo de vida, y quien ha calificado a Trumpo como su "mejor amigo".

El presidente estadounidense ha sido acusado de agresión o acoso sexual por más de una decena de mujeres, entre ellas una editorialista, E. Jean Carroll, que lo acusa de haberla violado a mediados de los años 90.

Pero los abogados de Trump dijeron que la versión de los hechos de Dorris "no resistió ningún escrutinio" y dijeron que si Trump hubiera tenido algún comportamiento inapropiado en ese momento, habría habido numerosos testigos. El equipo legal de Trump sugiere que la acusación puede esconder motivaciones políticas, ya que tiene lugar pocas semanas antes de las elecciones presidenciales.

Asimismo, cuestionaron por qué Dorris siguió compartiendo reuniones con Trump y por qué no presentó una denuncia ante las autoridades.