Viernes, 23 Octubre, 2020

Mundo: 6 expresidentes critican postura de la OEA ante comicios de Bolivia

El secretario general de la OEA Luis Almagro Cristina firmó una carta que acusa a la OEA del "deterioro de la democracia" en Bolivia
Eleena Tovar | 18 Octubre, 2020, 11:11

De acuerdo con un comunicado difundido en internet, las organizaciones, a las que se sumó la Liga Argentina por los Derechos Humanos, presentaron una acusación ante la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, contra Almagro y la misión de observadores electorales de la OEA que estuvieron en las elecciones en Bolivia en 2019.

"También se manifiestan preocupados por el hecho de que la OEA no condenó los atropellos a los derechos civiles y políticos cometidos por el gobierno de facto de Bolivia y los intentos antidemocráticos de proscribir al MAS y a sus candidatos". "El Tribunal Supremo Electoral (TSE) ha afirmado que los ciudadanos podrán fotografiar las actas electorales en todos los recintos del país", señaló Almagro, en su cuenta oficial de Twitter.

Almagro responde así al líder opositor colombiano Gustavo Petro, quien ha condenado que en los colegios electorales bolivianos no se pueda tomar información de los registros y que ahora la OEA apoya el fraude electoral.

"Quienes suscribimos esta declaración expresamos nuestra grave preocupación sobre la posición de la OEA y la actitud asumida por su secretario general ante las próximas elecciones del 18 de octubre en Bolivia", dice el documento que firman los ex presidentes de Brasil, Luis Ignacio Lula da Silva y Dilma Rousseff, de Colombia, Ernesto Samper, de Ecuador, Rafael Correa, de Honduras, Manuel Zelaya, de El Salvador, Salvador Sánchez Ceren, y Cristina Kirchner. "Espero que el ejército boliviano entienda que no puede oponerse a la voluntad del pueblo boliviano", dijo Petro también en Twitter.

El martes, el secretario de Fortalecimiento de la Democracia de la OEA, Francisco Guerrero, ratificó el informe de auditoría de la OEA, que constató "manipulación dañina" y "graves irregularidades" en la transmisión de los resultados de las elecciones generales de 2019, razón por la cual no pudo confirmar los resultados de esas elecciones.

"La OEA carga con una gran responsabilidad en el deterioro de la democracia boliviana este último año. Esta decisión mina la confianza en la transparencia, neutralidad y el carácter técnico de la Misión de Observación Electoral de la OEA y constituye una abierta e irresponsable provocación por parte del Secretario General", evaluaron. Uno de ellos es el presidente interino Áñez, quien en este día recordó que la votación se realizará con un protocolo de bioseguridad para evitar el contagio del covid-19.