Domingo, 24 Enero, 2021

La NASA detecta agua accesible en la Luna

La NASA anunciará el lunes un “nuevo y emocionante descubrimiento” sobre la Luna Nuevo y emocionante descubrimiento de la NASA sobre la Luna
Ramiro Mantilla | 26 Octubre, 2020, 20:37

Los hallazgos fueron realizados en la superficie iluminada de la Luna con ayuda del observatorio SOFIA, un telescopio infrarrojo aerotransportado, el más grande de su tipo en el mundo.

Los descubrimientos se publicaron este lunes en dos artículos en la revista Nature Astronomy. Para el 2024 está planificado que la primera mujer pise la superficie lunar.

La conclusión de los estudios es que en la Luna existen varios nichos de dónde se podría 'sacar' agua. "Ahora sabemos que está ahí. Este descubrimiento desafía nuestra comprensión de la superficie lunar y plantea preguntas intrigantes sobre los recursos relevantes para la exploración del espacio profundo".

A modo de comparación, el desierto del Sahara tiene 100 veces la cantidad de agua que SOFIA detectó en el suelo lunar.

Debido a la posición de la luna en relación con el sol, gran parte del interior del cráter está permanentemente en sombra, una falta total de luz solar directa que hace que las temperaturas en el interior oscilen alrededor de menos 15 grados.

De acuerdo con los desarrolladores de la investigación, no hay ningún otro material en la Luna que pudiera dar esa misma señal, a excepción del agua. "Esperamos que esta forma de agua esté dispersa en la superficie", indicó.

"Nos da más opciones para posibles fuentes de agua en la Luna", dijo a BBC News Hannah Sargeant, científica planetaria de la Open University en Milton Keynes.

El agua es un recurso precioso y una presencia relativamente abundante en la Luna podría resultar importante para futuras misiones robóticas y de astronautas, que busquen extraer y usar agua para volverla apta para su consumo o como ingrediente de combustible. "Es más común de lo que pensamos", dijo Honniball. "Pero no sabíamos cuánto, si es que había alguno, eran en realidad moléculas de agua, como bebemos todos los días, o algo más como un limpiador de desagües". Aquí, el observatorio puede alejarse del 99% de la capa atmosférica, lo que le permite estudiar el Universo infrarrojo y obtener una vista privilegiada del espacio.

El agua estaría en este cráter en forma de pequeños depósitos de cristales, explicó Casey Honniball, investigadora en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, en Maryland, quien encabezó este otro estudio. "Sin embargo, de alguna manera lo estamos viendo. Algo está generando el agua y algo debe estar atrapándola allí ".

Varias fuerzas podrían estar en juego en la entrega o creación de esta agua.

Según los cálculos del equipo, los polos norte y sur de la Luna podrían contener una gran cantidad de protuberancias capaces de albergar sombras permanentes, muchas de ellas de solo un centímetro de ancho. El agua, atrapada dentro de granos de polvo o de cristales, cuando es excitada por la luz del Sol vibra y la vuelve a emitir a una longitud de onda de seis micras.