Miércoles, 25 Noviembre, 2020

Los nuevos créditos hipotecarios que impulsa el Gobierno

El proyecto de Ley que se presenta tiene como objetivo general impulsar el crédito hipotecario promover el ahorro nacional en moneda local y reducir el déficit habitacional.- Infobae Todo lo que hay que saber de los nuevos créditos hipotecarios que impulsa el Gobierno: a quiénes van dirigidos y cuáles serán los montos
Manuel Armenta | 26 Octubre, 2020, 18:52

En cuando al proyecto de promoción del crédito para la vivienda, su objetivo es crear una Sociedad Hipotecaria que sea administradora de los nuevos créditos hipotecarios, que tendrán una cobertura de cuota ante descalces entre salarios e inflación, al mismo tiempo que se resguardará el capital prestado, brindando incentivos a los bancos e inversores.

Estas líneas estarán disponibles para la construcción sobre terreno propio o a adquirir; la adquisición o cambio de vivienda por una a estrenar (sólo primera escritura); la refacción, ampliación o terminación; y la adquisición o cambio de vivienda única de ocupación permanente.

Según el proyecto de ley del administrador, el banco central establece los créditos máximos que puede otorgar y, como se menciona en el medio, puede imponer nuevos impuestos al crédito a determinadas personas.

Construcción de primera o segunda vivienda en terreno propio o terreno a adquirir: El monto de la construcción será hasta el 100% del presupuesto de obra. El monto para construcción será hasta el 100% del presupuesto de obra. El monto para comprar el terreno puede ser hasta el 80% del precio de tasación o venta del terreno, solo para construir la primera casa.

-Cambio de primera o segunda vivienda por una a estrenar (primera escritura).

Cambio de primera o segunda vivienda por nueva a estrenar (primer acto): En este caso, el importe de la compra incluirá hasta el 80% del precio de tasación o venta de la vivienda. En tanto, el monto para cambio será de hasta el 100% de la diferencia entre el valor de la vivienda que se adquiere y el valor del inmueble que se reemplaza. El monto del préstamo en este caso incluye hasta el 100% del presupuesto de obra.

-Adquisición o cambio de vivienda única de ocupación permanente. Monto de la adquisición: Hasta el 80% del precio de tasación o venta de la vivienda.

En cuanto a los beneficios fiscales, el proyecto exime del impuesto de Bienes Personales a las inversiones destinadas a la construcción de inmuebles nuevos durante dos años y otorga un crédito fiscal para computar contra este impuesto igual al 1% de las inversiones realizadas en construcción.

En este sentido, los prestatarios que opten por acceder a los impuestos al crédito serán los pobladores humanos que contraten un crédito hipotecario con una institución financiera en Unidades Renovables de Valor de Compra (UVA) a través del Coeficiente de Confirmación de Referencia (CER).

Por otro lado, Los bancos deben bajar una parte de la tasa de interés que fija el Banco Central para los clientes que solicitan un préstamo hipotecario y mantienen fondos depositados en una cuenta de ahorro u otros instrumentos en las Unidades de Vivienda (UVI), que puede actualizarse mediante " ICC ".

En este sentido, se requerirá que los fondos depositados en el momento de la solicitud del préstamo representen al menos el 20% del precio de tasación o venta de la vivienda para las líneas proyectadas o al menos el 10% del presupuesto comercial para las líneas planeadas. Además de dar garantías al financiamiento bancario para reducir sus costos sobre el banco y las familias.

El Fondo Fiduciario se financiará con una porción de la cuota del préstamo hipotecario, aportes de las entidades, el mismo beneficio recibido del fondo y un aporte inicial del Tesoro Nacional.

El propósito del fondo es intercambiar flujos ajustados con base en el coeficiente de variación salarial (CVS) según las preferencias del prestatario, mientras que otros se ajustarán con base en los índices de precios y construcción (CER / ICC) preferidos por los bancos.

El fondo se integrará a través de una contribución activa de los bancos que participan en el mercado de crédito hipotecario, cubriendo entre el 1% y el 5% del valor residual de cada préstamo hipotecario; un aporte trimestral de los bancos participantes hasta el 1,25% de la rentabilidad de los compromisos con intereses del BCRA del trimestre; y una prima contenida en el anticipo que debe pagar el deudor hipotecario.