Martes, 15 Junio, 2021

Reo abusa sexualmente y asesina al "peor pedófilo" de Reino Unido

Richard Huckle el peor pedófilo de Reino Unido violado y asesinado para que sintiera lo que hizo a 200 niños Richard Huckle y su asesino Paul Fitzgerald. PD
Eleena Tovar | 19 Noviembre, 2020, 15:37

Los detalles del crimen salieron ahora a luz por el juicio que se lleva adelante por la muerte de Huckle, donde se calificó el hecho como un "ataque cuidadosamente planeado y ejecutado". Su compañero de celda, Paul Fitzgerald. Desde 2009, también ha estado preso por delitos sexuales.

La corte escuchó la confesión de Fitzgerald, quien dijo además que violó a su víctima con un utensilio de cocina durante el ataque perpetrado en octubre de 2019, y que le hubiera gustado cocinar los restos de su cuerpo. Cuando dos funcionarios de la cárcel llegaron a la celda, Fitzgerald se encontraba cerca de Huckle y parecía estar susurrándole algo al oído.

En la cárcel HMP Full Sutton, a las afueras de Pocklington, Inglaterra, la víctima fue encontrada por otro reo, Ronald Mariner, quien dijo que Huckle estaba atado de manos y pies, con "un charco de sangre" en la cabeza y con una ligadura en el cuello.

Después del asesinato, Fitzgerald reconoció que deseaban mucho matar a Huckle y que, incluso, estaba en sus planes descuartizarlo y cocinarlo.

El examen post mortem reveló que Huckle fue estrangulado con la funda de un cable eléctrico. "Es un hombre que viola y abusa de niños para divertirse".

"Este fue un ataque cuidadosamente planeado y ejecutado, en el transcurso del cual el señor Huckle fue sometido a una agresión prolongada y diseñada también para humillarlo y degradarlo", declaró Macdonald.

Entre tanto, Fitzgerald se declaró inocente del cargo de asesinato y su defensa alega que se trata en realidad de un homicidio con responsabilidad disminuida. Según un psiquiatra, para el momento del ataque el acusado sufría psicopatía y trastornos de personalidad mixta y de identidad de género.

Huckle había sido condenado en el 2016 a 22 cadenas perpetuas por violar a 191 menores de entre 6 meses y 12 años. A todos los sometió mientras se desempeñaba como voluntario en orfanatos de Malasia y Camboya.